e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Ojos y visión / Tic en el párpado: ¿Debo preocuparme?

Tic en el párpado: ¿Debo preocuparme?

Un tic en el párpado es un síntoma benigno que se produce por la contracción involuntaria, rítmica y sin propósito de los músculos que se encuentran en los párpados. Se producen por condiciones que producen estados de agotamiento o su otro extremo hiperexcitabilidad, como estrés, ansiedad, consumo de café, bebidas energéticas, o mal dormir.

El tic en el párpado dura poco tiempo y se detiene espontáneamente, cuando no lo hace, es necesario visitar al médico, ya que se puede tratar de alguna enfermedad oculta.

El tic en el párpado

Un tic en el párpado es un síntoma frecuente en la población. Un tic está definido como un movimiento repetitivo, involuntario, sin ningún propósito de los músculos esqueléticos y faringolaringeos.

Cuando un tic se presenta en los músculos esqueléticos da la apariencia de que esa porción del musculo se mueve sola, de manera automática y repetitiva y cede espontáneamente al cabo de unos minutos, aunque en algunos casos pueden pasar minutos y hasta horas.

Los párpados se encuentran formados por músculos esqueléticos, los músculos orbiculares de los párpados, que se encuentran bordeando todo el ojo.

Es una manifestación benigna, sin ninguna significación clínica por sí misma. Se resuelve al mejorar las condiciones que la producen como el estrés, el cansancio o alergias.

tic en el párpado

¿Qué hace que tenga un tic en el párpado?

La contracción involuntaria de alguna de las porciones de este es lo que produce un tic en el parpado.

Existen factores que producen esta contracción involuntaria con más frecuencia y son:

  • El estrés: el estrés puede producir espasmos musculares y el párpado no es la excepción.
  • Consumo de bebidas con cafeína, alcohol y energizantes: El café y las bebidas cafeinadas, energizantes y alcohólicas consumidas en exceso son excitatorios de los impulsos nerviosos pudiendo producir un tic en el parpado
  • Inflamación o infección del ojo: procesos inflamatorios e infecciosos como la conjuntivitis, irritación corneal o escleral, un orzuelo o chalazión.
  • Síndrome del ojo seco: produce una irritación secundaria. Se realiza un parpadeo frecuente para proteger el ojo por lo que los músculos se fatigan y empiezan a producir tic en el párpado.
  • Alteraciones en la visión: no utilizar lentes o utilizarlos con fórmulas incorrectas.
  • Efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Enfermedades del sistema nervioso central como la enfermedad de Parkinson o psiquiátricas como trastorno bipolar, manía, hiperactividad.
  • Cansancio ocular: por falta de sueño, uso de dispositivos electrónicos como computadoras, laptops, tablets por tiempo prolongado.

¿Cómo se siente o luce un tic en el párpado?

El tic en el párpado puede incluso pasar desapercibido y no sentirse debido a su leve intensidad. Cuando se siente, es como una especie de guiño que no se puede controlar, aunque no llega a cerrar completo el ojo. Usualmente es como una pequeña porción del musculo que se contrae de manera involuntaria, no duele, por un periodo corto de tiempo. Puede repetirse, sin embargo no es molesto ni incapacitante. Es más común en el parpado superior, y en algunos casos puede acompañarse visión borrosa momentánea, sensibilidad a la luz y lagrimeo.

¿Puede mi tic en el párpado ser algo más?

Los espasmos de los músculos oculares en más del 80% de los casos son de causa benigna, sin ninguna importancia clínica. Sin embargo, existen otras condiciones que ameritan tratamiento médico y que deben ser diferenciadas de un simple tic en el párpado.

La primera es el blefaroespasmo benigno escencial, se produce por impulsos nerviosos anormales, que envían señales de cierre y apertura a los parpados. Se diferencian de los tics porque afectan a ambos ojos, y se produce el cierre total de los parpados. Es progresiva y los espasmos pueden afectar también a otros músculos faciales. Su tratamiento es la cirugía y el bótox.

El espasmo hemifacial se caracteriza por presentar contracciones musculares involuntarias de los músculos de una sola mitad de la cara, y no solo del parpado. Esta causado por compresiones de nervios o vasos sanguíneos faciales, y también son tratados con infiltraciones de bótox.

¿Cómo mejorar un tic en el párpado?

La mayoría de los tics en el párpado no necesitan ningún tratamiento ya que se resuelven antes de iniciar alguno. Sin embargo en algunos casos pueden ser muy repetitivos y durar incluso varios días. En primer lugar se descarta que el tic se deba a alguna enfermedad de base o a un blefaroespasmo o un espasmo hemifacial.

Si el tic resulta ser benigno, entonces se debe controlar las situaciones que lo producen:

  • Reducir el consumo de sustancias con cafeína, bebidas energéticas y alcohol.
  • Combatir el estrés y la ansiedad. Puede ser de ayuda encontrar actividades recreativas para distraerse, pintura, caminatas, realizar ejercicios. En caso de no lograrlo, es de utilidad acudir a consulta con un psicoterapeuta quien dará las herramientas para manejar estas situaciones.
  • Mantener el ojo lubricado: el uso de colirio para los ojos o lágrimas artificiales puede ser de ayuda, sin embargo es necesario que acuda al médico para descartar causas de sequedad ocular que ameriten otro tipo de tratamiento.
  • Descansar: Dormir 8 horas diarias como mínimo, tomar un fin de semana para descansar, o ¡hasta regalarse un masaje relajante!

¿Cuándo acudir al medico por un tic en el párpado?

Es importante visitar al medico oftalmólogo si:

  • El tic en el ojo es constante o muy repetitivo.
  • Afecta ambos ojos, y se produce el cierre total de los parpados.
  • Se producen alteraciones visuales.
  • Espasmos faciales además de tic en el párpado.
  • Cambios en el color de la mucosa ocular, dolor o secreción anormal.
  • Si relaciona el tic con el consumo de un nuevo medicamento.
  • Nota que no tiene control sobre su parpado superior.
  • Su ojo permanece cerrado aun cuando no está presente el tic.
  • Antecedentes familiares de enfermedades relacionadas.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

Tic en el párpado: ¿Debo preocuparme?
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.