e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Tenosinovitis de Quervain: ¿Qué la produce y cómo mejorarla?

Tenosinovitis de Quervain: ¿Qué la produce y cómo mejorarla?

La tenosinovitis de Quervain es un proceso inflamatorio que se da en la muñeca y que limita el funcionamiento normal del dedo pulgar y ejecutar movimientos en forma de pinza. Movimientos muy básicos pueden convertirse en muy dolorosos e incapacitar a quien lo padece.

Anatómicamente, la muñeca, en su cara interna, cerca del pulgar, cuenta con unos tendones que facilitan su movimiento llamados los tendones abductor largo del pulgar, y el extensor corto del pulgar. Estos tendones se encuentran cubiertos por una vaina fibrosa llamada vaina sinovial, la cual produce un líquido que tiene como función disminuir la fricción que se produce por los movimientos. Sobre estas estructuras se encuentra un retináculo que supone una formación fibrosa con la finalidad de mantener fijos en su posición ambos tendones.

La tenosinovitis de Quervain se produce cuando los tendones o la vaina sinovial que los produce se inflaman, generando los síntomas clásicos.

Tenosinovitis de Quervain causas

La inflamación de los tendones y la membrana que los recubren se debe a la realización de movimientos de extensión y flexión repetitivos con el pulgar, y en algunos casos, a traumatismos directos en el lugar donde estos se encuentran.

Los movimientos que implican la realización de una pinza, como picar verduras o carnes, depilación de cejas, el uso algunas herramientas, pintar y tallar, escribir, cargar a un niño apoyándose entre el pulgar y el índice, abrir frascos con tapa de rosca, pueden sobrecargar la tensión de estos tendones y producir que se irriten.

causas de Tenosinovitis de Quervain

¿Cuáles son los síntomas de Tenosinovitis de Quervain?

La tenosinovitis de Quervain produce dolor en la región que se encuentra sobre el pulgar, que se empeora al realizar movimientos de pinza entre el índice y el pulgar, al cerrar el puño, o al realizar movimientos giratorios de la muñeca.

También puede sentir un crujido o chasquido cuando realiza movimientos de flexión y extensión del pulgar.

En algunas ocasiones las vainas tendinosas producen inflamación del tejido que las rodea, pudiéndose apreciar un aumento de volumen en la región que se encuentra sobre el pulgar.

La limitación de movimientos producida por esta tenosinovitis lleva al paciente en muchas oportunidades a desincorporarse de sus actividades laborales, ya que en muchos casos esta suele ser la causa de la misma.

¿Cómo saber si se padece de Tenosinovitis de Quervain?

Si usted presenta dolor al realizar movimientos que involucren el pulgar, podría tener una tenosinovitis de Quervain. En este caso, debe acudir a su médico para que realice exploraciones y estudios complementarios para realizar el diagnóstico definitivo.

La exploración física junto con los síntomas característicos son los responsables del diagnóstico clínico de esta enfermedad.

A la exploración física, la presencia de un bulto en la región de la muñeca, superior al pulgar, es indicativo de una tenosinovitis crónica.

Se puede palpar una sensación como de aire bajo la piel cuando se realiza la movilización de la articulación, esto se conoce como crepitación.

El medico procederá a realizar un examen físico en el cual pedirá que coloque su pulgar sobre la palma de su mano, y luego mueva la mano en dirección al meñique. Esta maniobra es conocida como la maniobra de Finklestein  y se considera positiva cuando produce dolor.

Con respecto a los estudios de imágenes solicitados, se requiere de radiografías de la muñeca para descartar alteraciones óseas que pueden producir el dolor, o calcificaciones que acompañen a la tenosinovitis. Por si misma, la rayos X no corrobora el diagnostico.

La ecografía de partes blandas puede revelar engrosamiento de las estructuras tendinosas, lo cual confirma el diagnostico al que se llegó por los síntomas.

Tenosinovitis de Quervain Tratamiento y recuperación

El tratamiento de la tenosinovitis de Quervain es inicialmente conservador. Con este tipo de tratamiento se logra corregir al menos la mitad de los casos que se presentan sin necesidad de recurrir  a la cirugía.

El tratamiento conservador consiste en 4 aspectos básicos:

  • Reposo: suspensión de actividades laborales, o desencadenantes de la inflamación. En algunos países incluso es considerada una enfermedad laboral.
  • Antiinflamatorios: Se utilizan los antiinflamatorios no esteroideos como los aines, tipo diclofenac. Se indican tanto vía oral como tópicos, para su aplicación en el área afectada
  • Inmovilización: se utilizan férulas que inmovilizan el pulgar en una posición funcional, de manera que su recuperación sea fácil posterior a la desinflamación de las estructuras.
  • Aplicación de frio local: el uso de compresas frías varias veces al día en el área ayuda a disminuir la inflamación.

Si estas medidas fracasan, se opta por la infiltración local de corticoides. Esta puede presentar efectos adversos como lesión de los tendones, cambios de coloración de la piel, y necrosis de piel, por lo cual no debe realizarse de manera rutinaria.

Si existe mejoría, el paciente debe acudir a terapia de rehabilitación, a través de la cual recuperara nuevamente la movilidad del pulgar, evitando los movimientos que producen inflamación de las vainas tendinosas.

De fracasar el tratamiento, un gran número de pacientes requiere un procedimiento quirúrgico para mejorar sus síntomas. Este procedimiento consiste en liberar la presión sobre las vainas sinoviales, abriendo el retináculo que se ubica sobre ellas.

Sin embargo, cuenta con muchas complicaciones como lesiones de vasos y nervios, luxación de las estructuras y que no se resuelva la inflamación del todo.

Tenosinovitis de Quervain Ferulas y muñequeras

Esta muñequera te ayudará a inmobilizar y mejorar el estado de tu muñeca, favoreciendo la recuperación:

 

Tenosinovitis de Quervain: ¿Qué la produce y cómo mejorarla?
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.