e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y recuperación

Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y recuperación

El tendón de Aquiles es una vaina fibrosa que une los músculos de la pantorrilla: el gastrocnemio, sóleo y plantar delgado con el hueso del talón, el calcáneo. Éste puede inflamarse debido a actividad física excesiva o inadecuada que involucre el talón. Es importante su tratamiento y rehabilitación para evitar lesiones severas que ameriten tratamiento quirúrgico.

¿Qué es el tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles es una estructura anatómica fibrosa, que se encuentra en la parte posterior de la pantorrilla y se extiende hasta el talón. Une los músculos de la pantorrilla: gastrocnemio (gemelos), sóleo y plantar delgado con el hueso calcáneo, que es el hueso que constituye el talón.

Es un tendón muy fuerte y resistente. Mide aproximadamente 15 cm y gracias a él, son posibles los movimientos del talón, así como caminar, correr y saltar.

¿Qué es una tendinitis del tendón de Aquiles?

Una tendinitis es un proceso inflamatorio de un tendón. Cuando el tendón de Aquiles se encuentra inflamado se denomina tendinitis del tendón de Aquiles. Cerca de la unión del tendón con el hueso del talón se encuentra un punto débil, y es usualmente en este lugar donde ocurre la inflamación.

De no ser tratada, puede llevar a una degeneración de las fibras del tendón, facilitando pequeñas roturas.

Causas de tendón de Aquiles inflamado

El tendón de Aquiles inflamado es producto de actividad física continua, repetitiva o inadecuada,  que involucre movimientos del tobillo. Esto produce que el tendón reciba demasiada tensión, y se produce pequeñas lesiones que desencadenan un proceso inflamatorio local.  Por ser la actividad física continua, no da lugar al organismo a reparar las lesiones producidas, se altera la estructura del tendón, y  se vuelve un proceso inflamatorio crónico.

Los atletas y deportistas se encuentran en especial riesgo, ya que practican actividades físicas rutinarias y sin periodos de descanso adecuados. Los deportes que exigen arranques bruscos como el tenis también se relacionan con procesos inflamatorios del tendón de Aquiles.

De igual manera, las personas que practican deporte esporádicamente se encuentran en riesgo por realizar movimientos inadecuados o por sobrecarga excesiva a la cual no están acostumbrados.

Otras actividades relacionadas con frecuencia con el tendón de Aquiles inflamado son las caminatas de largas distancias, subida o bajada de pendientes, senderismo, ejercicio cardiovascular realizado de forma inadecuada y falta de ejercicios de calentamiento antes de iniciar actividades físicas.

A nivel laboral, los empleos que exigen jornadas laborales largas en las cuales los trabajadores deben permanecer de pie o deambulando largas distancias, presentan predisposición para presentar tendinitis aquilea.

Se ha descrito una relación estrecha entre el pie plano y el tendón de Aquiles inflamado, debido a que se ejerce mayor demanda sobre el talón al caminar.

Síntomas de tendón de Aquiles inflamado

El síntoma cardinal del tendón de Aquiles inflamado es el dolor. Es un dolor que se localiza en la parte posterior del talón, de moderada a fuerte intensidad. Aparece de manera brusca luego de periodos de descanso, usualmente antes de despertarse en la mañana, o después de permanecer tiempo sentado.  Puede sentir dificultad para realizar movimientos de flexión y extensión del pie, como si hubiese fricción a la movilización.

El dolor empeora con los movimientos de flexión extrema (doblar el pie hacia arriba), ya que se elongan las fibras del tendón de Aquiles.

En algunas ocasiones puede acompañarse de inflamación y calor en la parte posterior del pie.

Diagnóstico

El diagnostico será realizado por el médico ortopedista al acudir a consulta a través del interrogatorio y el examen físico. Éste evaluará los factores de riesgo del paciente, y examinará el rango de movimiento, los reflejos y la simetría de los miembros.

Son frecuentemente solicitados estudios paraclínicos para descartar otras causas de dolor en el tobillo, como fracturas, fisuras del calcáneo o roturas del tendón de Aquiles:

Rayos X: Aunque no precisa información sobre los tejidos blandos, descarta alteraciones a nivel óseo como fracturas.

Ecografía y Resonancia Magnética: En estas imágenes si se puede apreciar los tejidos blandos, descartando roturas o bursitis, o evidenciándose la inflamación del tendón de Aquiles.

Tratamiento de la tendinitis

El tratamiento para el talón de Aquiles inflamado va a depender del tiempo de evolución que tenga la lesión y la severidad de la misma.

En lesiones recientes de leves a moderadas el tratamiento consiste en:

  • Reposo: Se debe evitar actividades físicas intensas al menos durante 6 semanas
  • Inmovilización: Algunos casos ameritan una bota de yeso o dispositivos de inmovilización para reducir la carga sobre el tendón de Aquiles.
  • Antiinflamatorios: En primer lugar se utilizan los antiinflamatorios no esteroideos como el ibufrofeno, diclofenac o naproxeno via oral.
  • Compresas frías: Ayudan a disminuir la inflamación local, se indica la colocación hielo, en una bolsa cubierto con una toalla fina o compresas de gel frías,  durante 20 minutos en el área 3 veces al día.
  • Terapia de rehabilitación: La terapias de rehabilitación son variables, incluyen masajes y ejercicios para fortalecer los músculos y relajar el tendón, educación de la forma de caminar o correr, y terapia con ultrasonido.
  • Tratamiento quirúrgico: En los casos crónicos y severos, que no responden al tratamiento habitual puede ser necesaria una intervención quirúrgica para liberar tensión sobre el tendón de Aquiles.

Recuperación de la tendinitis en el tendón de Aquiles

La recuperación del tendón de Aquiles inflamado posterior al tratamiento médico va dirigido a:

  • Educación sobre las medidas preventivas para la recurrencia de la lesión. Tomar reposos cada hora de actividad física, posiciones adecuadas para caminar y correr, evitar posiciones que generen alto impacto sobre el tendón.
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento del tendón de Aquiles, de la mano con el personal de fisioterapia quienes supervisaran que los ejercicios se realicen de manera adecuada, y cuáles son los ejercicios ideales para el tipo de lesión que posee.

Existen sin embargo ejercicios indicados para la realización en el hogar y son:

  • Fortalecimiento de gemelo y sóleo: Se realiza en un escalón o banquillo, colocando el pie de punta y luego dejando caer hacia abajo lentamente el talón sosteniendo con los músculos de la pantorrilla. Se realizan de 20 a 30 repeticiones con descansos. Puede realizarse a diario.
  • Estiramiento de gemelo y soleo: Debe ser un momento relajante, manteniendo sincronización de la respiración con movimientos suaves y profundos. En un escalón o banquillo, apoyándose con las manos en otra superficie como una pared o una silla, dejar caer el talón lentamente y permanecer en esa posición 3 a 4 minutos y descansar. Se alterna con movimientos de flexión y extensión de la rodilla para trabajar ambos grupos musculares.

tendón de aquiles inflamado

Existen muchos ejercicios y técnicas para contribuir al fortalecimiento y estiramiento de los músculos de la pantorrilla, recuerda, que debes consultar siempre a tu médico antes de realizarlos.

Tratamiento para la tendinitis de Aquiles o inflamación del tendón de Aquiles

Aquí tienes algunos tratamientos para la tendinitis y ejercicios, recomendados por un fisioterapeuta, que te ayudarán en tu recuperación.

 

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

 

 

Tendón de Aquiles inflamado: causas, tratamiento y recuperación
5 (100%) 3 votes

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

2 comentarios

  1. excelente desglose de este problema en los que practicamos deporte, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.