e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Sistema reproductor femenino / Tabla de valores de la Hormona Antimülleriana y tratamientos para cada caso

Tabla de valores de la Hormona Antimülleriana y tratamientos para cada caso

La hormona antimulleriana es un compuesto proteico que se genera desde la vida intrauterina con fines de diferenciación del aparato sexual. En el hombre, su presencia inhibe el desarrollo de genitales femeninos, mientras que en la mujer, su ausencia determina el desarrollo de los mismos.

Al inicio de la vida extrauterina pasa a cumplir importantes funciones en la reproducción.

Es la responsable de mantener una reserva ovárica adecuada para cumplir con las funciones reproductivas durante más tiempo en la mujer, por lo que ha sido utilizada como un marcador de fecundidad junto con otras técnicas tradicionales de fecundidad.

A nivel testicular, es un factor que determina el funcionalismo de las células de Leydig, pudiendo ofrecer información sobre la espermatogénesis, sin embargo, esto aún no se encuentra probado.

¿Qué es la hormona antimülleriana?

La hormona antimulleriana es un compuesto de naturaleza proteica que forma parte de los factores de crecimiento. La hormona antimulleriana se expresa tanto en el hombre como en la mujer.

En el hombre es producida por el tejido testicular, en las llamadas células de Sertoli y en la mujer por el ovario, en las células de la granulosa.

La hormona antimulleriana tiene su primera función durante el desarrollo embrionario, en la cual es la responsable de la diferenciación sexual. Errores en esta etapa producirán genitales ambiguos y hermafroditismo verdadero.

Luego del nacimiento cumple importantes funciones para ambos sexos. En la mujer, es la responsable de la maduración de los folículos primarios para lograr, en presencia de otros estímulos hormonales, la ovulación y reproducción. En los hombres, guarda relación con la producción de espermatozoides.

Recientemente ha sido objeto de múltiples estudios, ya que se cree que puede ser utilizada para monitoreo de la función reproductora femenina, y determinar la cercanía de la menopausia. Así mismo, es utilizada como un indicador con fines de optimizar las técnicas de reproducción asistida.

¿Cuáles son las funciones de la hormona antimülleriana?

Desarrollo sexual en el feto

La hormona antimulleriana inicia sus funciones en el periodo fetal. En el varón, su carga genética codificada en el cromosoma Y determina el desarrollo de tejido testicular.

El tejido testicular produce unas hormonas responsables de la diferenciación sexual masculina:

  • Testosterona: producida por las células de Leydig, producen el desarrollo del conducto de Wolff, el cual da lugar al epidídimo, vasos deferentes y vesículas seminales.
  • IGF-3 o factor similar a la insulina 3: es el responsable del descenso testicular.
  • La Hormona Antimulleriana: se encarga de la regresión del conducto de Muller.

En las mujeres, al carecer de cromosoma Y, no existe la formación de tejido testicular, por lo que no se produce  hormona antimulleriana.

La ausencia de esta da lugar al desarrollo del conducto de Muller, formando las trompas de Falopio, el útero y el tercio superior de la vagina.

Reserva ovárica

En la mujer, la producción de hormona antimulleriana se inicia en la vida postnatal. Las células granulosas de los folículos ováricos son las encargadas de su producción.

Desde la vida fetal los ovarios cuentan con un número de folículos primordiales, estos se desarrollan para formar los folículos en crecimiento.

Este proceso se acompaña de modificaciones de las células de la granulosa, y es llamado “reclutamiento”.

En este punto, la hormona antimulleriana actúa como un factor inhibitorio, contribuyendo a reservar folículos primordiales.

La FSH estimula a los folículos “reclutados” y los selecciona para posteriormente culminar en la ovulación, gracias a la LH.

La hormona antimulleriana inhibe los procesos de reclutamiento y selección folicular, para preservar el pool folicular y prolongar la vida reproductiva.

hormona antimulleriana mujeres

Reserva testicular

En el hombre representa un factor predictor importante de la espermatogénesis ya que se produce en las mismas células que forman los espermatozoides.

Utilidad de la hormona  antimulleriana para fines reproductivos

La hormona antimulleriana traduce información sobre la cantidad de folículos primarios que conforman la reserva ovárica.

Una reserva ovárica alta indica una buena fertilidad y mayores probabilidades de conseguir un embarazo. Cuando los niveles de hormona antimulleriana en sangre son altos, la reserva ovárica folicular es buena.

Niveles entre 0,7 y 4 ng/ml son normales. Cifras inferiores a esta pueden indicar una reserva ovárica deficiente.

tabla de valores de la hormona mulleriana

Para el monitoreo de la reserva ovárica se utiliza conjuntamente la ecografía pélvica transvaginal y la determinación de las cifras en sangre de la hormona antimulleriana. La ecografía pélvica transvaginal permite visualizas y contar los folículos que se encuentran en el ovario. La determinación hormonal actúa como un marcador de fertilidad y de envejecimiento ovárico.

Junto con las determinaciones hormonales de FSH y LH indican las probabilidades de lograr un embarazo bajo técnicas de reproducción asistida como la fertilización in vitro.

Cuando la mujer pasa los 35 años, las reservas foliculares y las cifras de hormona antimulleriana disminuyen, lo cual indica una reserva ovárica baja.

Las mujeres con deseo concepcional y reserva ovárica baja tienen la opción de congelar algunos óvulos viables para fecundación, en caso de que practicando técnicas tradicionales se fecundación no se logre el embarazo, y se agote la reserva ovárica.

De igual manera, las mujeres que no tienen deseo concepcional, pueden recurrir a esta opción para posteriormente concebir, si así lo desean.

Hormona antimülleriana tabla de valores en mujeres

Hormona AntimüllerianaValores
Demasiado alta> 6 ng/ml
Alta3 – 6 ng/ml
Normal1 – 2.9 ng/ml
Normal baja0.7 – 0.9 ng/ml
Baja0.3 – 0.6 ng/ml
Muy baja< 0.3 ng/ml

¿Que significa tener la Hormona antimülleriana baja?

Si tenemos unos niveles de AMH por debajo de los valores normales, implica que tenemos una baja reserva de óvulos. Esta reserva ovárica es lo que nos indica las posibilidades de embarazo que tenemos de quedarnos embarazadas al iniciar un tratamiento de reproducción asistida con nuestros propios óvulos. Por tanto, para proceder, dependiendo de la edad y de lo que nosotras queramos, habrá que plantear una opción u otra.

Por ejemplo, si se trata de una paciente menor de 35 años, la mejor solución es intentarlo durante al menos 6 meses (de forma natural / espontánea), y si no se consigue el embarazo en ese periódo, lo recomendable sería iniciar algún tratamiento de reproducción asistida, para conseguir el embarazo antes de que se acabe la reserva de óvulos. Si por el contrario, siendo menor de 35 años no quieres tener tu hijo en ese momento, lo mejor sería vitrificar los óvulos.

¿Que significa tener la Hormona antimülleriana alta?

Si los niveles de Hormona antimülleriana son altos, es probable que podamos sufrir el síndrome de ovario poliquístico . En general no es problemático, sin embargo si deseas tener un hijo en ese momento, lo más recomendable es realizar un estudio de ovarios, y en caso de ser necesario llevar a cabo un tratamiento para estimular la ovulación (en caso de que sea necesario, que no siempre lo es).

 

Hormona antimülleriana y Síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico se caracteriza por presentar alteraciones en el ciclo ovárico, con acumulación de folículos primarios en proceso de selección. Esto conlleva a una producción mayor de hormona antimulleriana, que actuará inhibiendo la secreción de FSH en el folículo, resultando una maduración folicular anormal, con ciclos anovulatorios.

La hormona antimulleriana se encuentra íntimamente relacionada con la severidad del síndrome de ovario poliquístico. Pacientes con síndrome de ovario poliquístico, sin signos de virilización (hiperandrogenismo) muestran cifras más bajas de hormona antimulleriana que las que si mostraban estos signos, según  un estudio elaborado en el año 2005 por Eldar-Geva y colaboradores.

En base a esto, se ha propuesto el estudio de la hormona antimulleriana como un marcador de determinación de patología ovárica.

Hormona antimülleriana y reserva testicular

En el hombre, las concentraciones disminuyen con la llegada de la testosterona en la pubertad, que pasa a comandar las funciones de fertilidad.

Sin embargo, no se descarta que esta hormona pueda ser de utilidad como marcador de las funciones de las células de Leydig y de la espermatogénesis.

Tabla de valores de la Hormona Antimülleriana y tratamientos para cada caso
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.