e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Transtornos psicológicos / Suegras tóxicas: Aprende a convivir con ellas

Suegras tóxicas: Aprende a convivir con ellas

Las suegras tóxicas son un real dolor de cabeza para las parejas e incluso familias que las tienen. Pero, ¿Qué se esconde detrás de esta persona? Detrás de cada suegra tóxica, esta una madre que en el fondo quiere lo mejor para su hijo, solo que no logra canalizar sus emociones para respetar sus decisiones, y piensa, que lo mejor está en sus manos.

Lidiar con una suegra tóxica es una ardua tarea que amerita paciencia, comunicación y fortaleza de pareja, para poder establecer límites claros desde la formación de la nueva familia.

Nunca es tarde para establecer límites, no existe nada como relaciones familiares armónicas, donde los conflictos pueden ser resueltos a través de la comunicación y buscando el bienestar general e individual.

El vínculo suegra/nuera-yerno.

¿Todas las madres son suegras toxicas? Dice el dicho “Un día con la suegra, un día de tinieblas”.

Se entiende por el vínculo familiar de suegra/nuera a la madre del esposo  de una mujer, denominando a esta nuera. El vínculo suegra/yerno queda establecido por la madre de la esposa de un hombre, llamado yerno.

Es un vínculo no consanguíneo, en el cual están en juego las personalidades y dinámicas familiares de dos personas, que han conformado una relación de pareja.

De por sí, es difícil mantener relaciones armónicas con el grupo familiar cercano como padres, hermano, abuelos, tíos y primos. La relación con la familia política representa entonces un verdadero reto y afecta de manera directa la relación de la pareja.

Aunque el vínculo queda establecido posterior al matrimonio, la relación fraterna se inicia en el periodo de noviazgo, donde no son establecidos límites de respeto y la pareja se ve en una posición de aceptar y adaptarse a la dinámica familiar de su pareja.

Una vez contraído matrimonio y formado un nuevo núcleo familiar, inician conflictos de mayor complejidad ya que la participación de la suegra en esta nueva familia puede resultar inconveniente,  entrometida e incluso impertinente.

La intervención de la suegra en una pareja es motivo de separación de la misma en muchos casos, ya que ubica al hijo o hija en una posición “entre la espada y la pared”. No puede contradecir o reprender a su madre por ciertas conductas, ni apoyar a su pareja ya que representaría una falta de respeto hacia su madre. La pareja se siente sola y no tomada en cuenta por lo que se  rompe la relación.

En pro de mantener la unión familiar, es necesario buscar las herramientas para sobrellevar la relación con las suegras tóxicas de manera comprensiva y armónica.

el peligro de la suegra toxica

¿Cómo reconocer a las suegras tóxicas?

Las suegras tóxicas tienen características como ser controladoras, entrometidas e indiscretas. Existen ciertas actitudes y conductas que son importantes de detectar a tiempo, a fin de poder establecer límites claros sobre su rol en la familia. A continuación comentaré las más frecuentes:

  • Agresiones verbales encubiertas: Utilizan un lenguaje pasivo agresivo en el cual pretenden hacer comentarios inocentes, cuando en realidad están intentando ofender al conyugue de su hijo/a como: ¡Que linda se ve la casa limpia! Al fin la limpiaste…
  • Consejos fuera de lugar: Esta muy bien recibir consejos y aceptar críticas, pero las suegras tóxicas se dedican a aconsejar sobre tópicos en los que no tienen decisión como por ejemplo: actividades extracurriculares de los nietos, la manera de lavar la ropa de los conyugues, y hasta los horarios laborales.
  • Criticar sin medida: Siempre existirá la impresión de que la pareja de su hijo/a no puede hacer NADA bien, entonces nacen criticas nada constructivas sobre su cocina, su arreglo personal, su forma de vestir, hablar, etc.
  • Indignación ante imposiciones: Como deben estar e control de todo, cuando el yerno o nuera quieren hacer saber su posición con respecto a cierto tema, estas se sienten indignadas, y actúan alejándose de la pareja y generando conflicto lo cual es doloroso para su hijo/a.
  • Buscar culpables: constantemente se encontrara culpando a su hijo/a y a su conyuge de sus problemas, de que esta sola, que no le atienden, que no la visitan, haciendo énfasis en que esto ocurre desde la unión de la pareja.
  • Papel de víctima: las suegras tóxicas siempre pretenden ser seres frágiles y desvalidos, victimas del trato cruel ejecutado por su yerno o nuera.

suegras toxicas

Convivir con suegras tóxicas: ¿Misión imposible?

La mayoría de las culturas tiene como pauta un modelo familiar matricentrista en el cual la madre es la encargada de fijar las reglas por las cuales se rige un hogar. De tal manera, que al formar su hijo o hija un nuevo hogar, esta se siente en la obligación de seguir imponiendo estas reglas a esta nueva estructura familiar.

Sin embargo, la naciente familia conformada por esposo y esposa desea tener sus propias reglas y límites, que no siempre son aceptados por los otros miembros de la familia.

Es necesario como yerno o nuera entender los motivos que llevan a la suegra a comportarse de determinada manera, en ocasiones, conflictos familiares de larga data, modelos estrictos de crianza, o personalidades muy dominantes pueden ser la causa de convertirse en suegras tóxicas incluso sin reconocerlo.

Una manera de hacerlo es conversar con ellas, de manera indirecta, sobre sus deseos. Por ejemplo, si critican el colegio en el cual desean inscribir a sus hijos, preguntar porque no le parece adecuado, y cuál cree que sea la mejor opción. Su comentario será tomado en cuenta, pero al final la decisión será de los cabecillas de esta nueva familia.

Otra situación que se manifiesta es, una vez tomada determinada decisión, las suegras tóxicas comienzan a criticar. Este es el momento de establecer límites, con mucho respeto y educación hacerles saber que la decisión fue tomada entre la pareja, ya que consideran que es lo más funcional y adecuado para ustedes.

Con armonía, paciencia y básicamente mucha comunicación, se puede resolver gran parte de los conflictos. La personalidad de su suegra no cambiará, pero las intromisiones a su vida personal deben mantenerse a límite.

Pareja feliz, suegra feliz

Un punto muy importante a tocar es su conyugue. Si la relación de pareja es inestable, la suegra es el menor de sus problemas. Debe trabajar su relación de pareja, encontrarse en la misma página y ambos respetar los deseos y decisiones de otro, a fin del bienestar de ambos. En ocasiones se vuelve necesaria la terapia de pareja, en la cual gracias a un psicoterapeuta como moderador, podrán mejorar la comunicación y este ofrecerá herramientas y alternativas para alcanzar la solución de sus problemas. ¡En la unión esta la fuerza!

Por último, recuerda siempre ponerte en la posición de los demás, tanto de tu conyugue como de tu suegra antes de emitir comentarios o decisiones. Algunos comentarios pueden ser considerados faltas de respeto, o conflictivos, cuando la intención era marcar limites o simplemente exponer su punto de vista.

Recuerda siempre que ¡esposa eres y suegra serás!

Suegras tóxicas: Aprende a convivir con ellas
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.