e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Sudamina en adultos: La erupción por calor

Sudamina en adultos: La erupción por calor

La sudamina en adultos es muy similar a la que se presenta en los bebés.

Es una especie de erupción en la piel, que viene dada por la obstrucción de las glándulas sudoríparas.

Al obstruirse los conductos excretores de las glándulas sudoríparas, el sudor no puede salir hacia la capa externa de la piel, y permanece en la capa intermedia, la dermis, provocando las lesiones características de la sudamina en adultos.

¿Por qué aparece la sudamina en adultos?

La piel del adulto, está formada por 3 capas: la más superficial: epidermis, una capa intermedia: la dermis, y la más profunda: la hipodermis, o tejido celular subcutáneo.

Funcionalmente, en la dermis se encuentran las glándulas sebáceas y sudoríparas, con sus conductos que desembocan al exterior de la piel.

Ante condiciones ambientales cálidas, el mecanismo de termorregulación corporal responde estimulando la sudoración para mantener una temperatura corporal adecuada.

Este estimulo aumenta la secreción de las glándulas sudoríparas que se ubican en la dermis, produciendo sudoración profusa. El sudor se acumula en la capa más externa de la epidermis, el estrato córneo, sobrehidratandolo, y obstruyendo los conductos sudoríparos.

Cuando se obstruye el paso del sudor desde las glándulas, al exterior, como cuando se usa ropas ajustadas, por ejemplo, este permanece en los conductos y se difunde hacia las capas internas de la piel, produciendo la sudamina en adultos.

La sudamina en bebés es más frecuente debido a que sus glándulas sudoríparas son inmaduras, y no excretan de manera adecuada el sudor, por lo que al estar en condiciones de calor, este se acumulará formando las lesiones características.

En el siguiente vínculo podrás encontrar más información sobre la sudamina en bebés.

Condiciones relacionadas con sudamina en adultos

Existen condiciones no solo ambientales, si no hábitos e incluso tratamiento farmacológico que pueden estar involucrados en la aparición de la sudamina en adultos, tales como:

  • Adaptación ambiental: en cambios de estaciones, o mudanzas de áreas con climas diferentes, el cambio brusco de climas frescos o fríos a climas cálidos genera mayor producción de sudor, favoreciendo la sudamina en adultos.
  • Clima: el clima de las áreas tropicales no solo es cálido si no con altos niveles de humedad, al igual que en todas las regiones costeras.
  • Medicamentos: betanecol, aumenta la sudoración; isotretinoína, modifica la estructura de la piel; ungüentos mentolados, obstruyen los poros.
  • Exposición directa al sol
  • Ropa ajustada: en especial la ropa de fibra sintética.
  • Oclusión de la piel con vendajes o plásticos, por procedimientos médicos o cosméticos.
  • Pacientes encamados, por el calor y maceración de la piel en contacto con la camilla.

¿Cómo luce la sudamina en adultos?

La sudamina en adultos toma un aspecto determinado, según el nivel en el cual se produce la obstrucción del conducto sudoríparo, y a que altura de la piel se difunde el sudor.

Según esta clasificación se conocen 3 grandes tipos de sudamina a saber: cristalina, rubra y profunda.

La sudamina cristalina aparece por obstrucciones muy superficiales donde el sudor permanece en el estrato córneo, produciendo pequeñas vesículas, transparentes, que desaparecen espontáneamente.

Es frecuente que estas aparezcan ante cuadros febriles o en los procesos de adaptación de climas templados a climas cálidos.

No producen ningún tipo de molestias y desaparecen sin dejar ningún tipo de cicatriz. No es necesario tratamiento médico.

Con frecuencia aparece en las zonas expuestas al sol, y en las zonas de pliegues como el cuello.

Si la exposición al calor es contínua, y no se toman medidas para prevenir la sudamina en adultos, entonces aparece la sudamina rubra.

Esta aparece entre los 2 a 5 meses posterior a exposición continua al calor y humedad. Se trata de una obstrucción de la glándula sudorípara a nivel de la dermis, mucho mas profunda que la cristalina.

En este punto las lesiones producen mucha comezón, se encuentran distribuidas en las áreas con sudoración profusa y exposición solar, como el tórax, espalda y brazos.

Aparece una base roja, con una lesión sobreelevada y vesículas. No forman placas, si no que se aprecian lesiones individuales.

Una característica es que la sudoración del área disminuye, pudiendo incluso desaparecer.

La resolución de esta forma clínica ocurre al cabo de unas semanas de evitar el clima caluroso y húmedo.

Por último, la sudamina profunda son lesiones rosadas, firmes y sobreelevadas, que aparecen como complicación de una sudamina rubra no tratada. Sin embargo, estas resuelven espontáneamente al cabo de unas horas.

¿Cómo se trata la sudamina en adultos?

Las lesiones de sudamina en adultos de tipo cristalina, son de conducta expectante. Se recomienda utilizar ropas frescas, de fibras naturales como el algodón, evitar la exposición solar directa y alternar la exposición en exteriores con interior con temperatura controlada por un aire acondicionado, o ventilador. Duchas frecuentes para eliminar los residuos de sudor suelen ser de utilidad, limitando la cantidad de jabón que se utilice para evitar resequedad.

En la sudamina rubra es donde se debe instaurar un tratamiento médico, dirigido en primer lugar a aliviar las molestias, a disminuir la inflamación y a evitar complicaciones.

Para aliviar la sensación de comezón está indicado el uso de soluciones a base de calamina, y antihistamínicos como la loratadina.

En caso de no existir mejoría, se indica esteroides como la hidrocortisona al 1%, mejorando la inflamación y comezón.

Utilizar lociones antisépticas para el aseo de las áreas afectadas es de gran utilidad, en especial en los casos con riesgo de presentar foliculitis asociada.

¿Puede complicarse la sudamina en adultos?

Los adultos están mas expuestos a las complicaciones de la sudamina que los niños, ya que la piel esta expuesta a mayor numero de bacterias del medio ambiente, por contacto con objetos contaminados.

Las complicaciones mas frecuentes de la sudamina en adultos son las infecciosas como el impétigo y la periporitis.

Ambas son infecciones producidas por bacterias que se encuentran en la piel llamadas Staphylococcus aureus para el impétigo y Estreptococo para la periporitis.

En ambos casos el tratamiento suele responder a la via tópica, pero en ocasiones es necesario via oral acompañado de antiinflamatorios tópicos para lograr la mejoría clínica.

 

 

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia, especializada en Pediatría-Puericultora. Me encanta escribir y aconsejar sobre salud. Será un placer atender a cualquier consulta que tengáis a través de la página de contacto para pacientes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.