e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Alergias e intolerancias / Síntomas de Intolerancia a la lactosa: ¿Eres intolerante?

Síntomas de Intolerancia a la lactosa: ¿Eres intolerante?

La intolerancia a la lactosa es una condición en la cual una enzima digestiva, la lactasa, se encuentra deficiente debido a múltiples causas, los síntomas de intolerancia a la lactosa son muy comunes, así que si quieres descubrirlos, sigue leyendo!

La lactasa es la enzima encargada de desdoblar la lactosa en una molécula de glucosa y una de galactosa para su digestión. Al no ocurrir esto, la lactosa permanece en el intestino, siendo fermentada por bacterias, generando productos químicos responsables de los síntomas de intolerancia a la lactosa.

El tratamiento consiste en disminuir o incluso suprimir los lácteos de la dieta.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa es un carbohidrato compuesto por dos moléculas (disacárido) una de glucosa y una galactosa, es la principal azúcar presente en la leche animal, y es utilizada para la creación de alimentos que contienen lácteos o sus derivados, como margarinas, helados, salsas, sopas, cereales enriquecidos, carnes procesadas.

Cómo se digiere la Lactosa

La digestión de la lactosa ocurre gracias a una enzima llamada lactasa. Esta enzima se encuentra presente desde el nacimiento, está ubicada en el enterocito (células intestinales) a nivel de las vellosidades intestinales. Tiene su máxima actividad en el intestino delgado.

Su función es recibir a las moléculas de lactosa y separarlas en una de glucosa y una de galactosa, para poder ser absorbidas en el intestino delgado por sus transportadores específicos.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es el cuadro clínico que se produce cuando hay un desequilibrio entre la cantidad de lactosa ingerida y la cantidad de enzimas lactasa para digerirla.

El exceso de lactosa hace que se saturen los transportadores, y la lactosa sobrante pase al intestino grueso, donde debido a la flora bacteriana normal fermenta los carbohidratos no absorbidos produciendo ácidos orgánicos de cadena corta llamados ácido fórmico, acético o láctico y otros compuestos como acetaldehído, etanol o propanodiol.

En algunas ocasiones los ácidos pueden ser absorbidos, pero cuando exceden la cantidad que puede ser absorbida, aumentan la carga osmótica intestinal produciendo las manifestaciones clínicas, junto con los otros compuestos.

síntomas intolerancia lactosa

¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa puede ocurrir de manera primaria o secundaria, dependiendo del factor que la condicione.

La  intolerancia a la lactosa primaria obedece a causas genéticas. Son individuos que desde el nacimiento poseen poca producción de lactasa. Causa el 70% de los cuadros de intolerancia a la lactosa, y se exacerba progresivamente.

Las causas secundarias corresponden a agentes lesivos de la mucosa intestinal. Posterior a procesos infecciosos, uso prolongado de antibióticos, desnutrición, enfermedades o cirugías gastrointestinales, quimioterapia, etc; disminuyen los niveles de lactasa de manera temporal, y suele mejorar al corregir la enfermedad que lo produjo.

¿Cuáles son los síntomas de intolerancia a la lactosa?

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa se producen posterior a la ingesta de alimentos ricos en ella. La lactosa no digerida se fermenta en el intestino grueso, produciendo disminución del pH, distensión de la luz intestinal y aumento de los movimientos intestinales. Esto genera dolor abdominal, aumento de volumen del abdomen, sensación de las ondas peristálticas o retorcijones.

Se producen gases secundarios al fermento bacteriano, lo que genera flatulencias y meteorismo (sensación de estar lleno de gases). Además, la carga osmótica aumenta debido a las moléculas no digeridas, y esto produce que se arrastre agua y electrolitos hacia la luz intestinal, produciendo una diarrea muy liquida, explosiva, que produce enrojecimiento y dolor perianal.

Usualmente, los síntomas suelen ser transitorios y una vez eliminados los compuestos a través de la defecación ceden. En algunos casos, pueden existir síntomas asociados a proliferación bacteriana, ya que estas producen toxinas que pasan al torrente sanguíneo, produciendo mareos, fiebre, dolor de cabeza y nauseas.

Los síntomas suelen depender de la cantidad de lactosa ingerida, sin embargo, esto varia de persona a persona. Existen individuos que pueden presentar clínica solo al ingerir grandes cantidades de lactosa en su dieta, y otras que con mínimas cantidades lo harán. Esto dependerá dela cantidad de lactasa que posean y de la velocidad del tránsito intestinal.

Diagnóstico de intolerancia a la lactosa

Existen varias pruebas para determinar si los síntomas son producidos por un déficit de lactasa.

  • Examen de heces: pH menor a 5, azucares reductores presentes, puede existir sangre oculta en heces en casos secundarios.
  • Biopsia de mucosa intestinal: Se realiza mediante endoscopia, y se realiza la determinación enzimática directa. Es positiva si la lactasa se encuentra menor a 10 U/G
  • Test genético de hipolactasia primaria: ubica el polimorfismo que la produce.
  • Test de tolerancia a la lactosa en sangre: Se realiza un examen sanguíneo de glicemia antes y después de la administración de 50-100gr de lactosa. Si la lactosa es digerida elevara la glicemia.
  • Test de aire espirado: Se realizan determinaciones de ciertos compuestos en el aire que se espira en un aparato especial, posterior a la administración de lactosa.
  • Excreción urinaria de galactosa: se realiza posterior a la toma de lactosa, determinaciones urinarias de galactosa.
  • Test de Gaxilosa: Se determina la gaxilosa en sangre, posterior a la administración de lactosa y una sustancia que en presencia de lactosa en el intestino, produce xilosa.

Cómo vivir con la intolerancia a la lactosa

El tratamiento independientemente de la causa consiste en la supresión de lácteos y alimentos que contengas lactosa de la dieta. Sin embargo, la introducción progresiva nos hará conocer los límites de tolerancia, y así poder incorporarla a la dieta en las cantidades adecuadas.

  • En caso de ser necesaria la supresión de lácteos, es necesario suplementar dietéticamente el calcio, las vitaminas y minerales presentes en esta.
  • En la intolerancia secundaria, la restricción puede mantenerse 15 días a 3 meses posteriores a la resolución de la enfermedad que la produjo
  • Los alimentos prohibidos son la leche, mantequilla, margarinas, crema de leche, suero de leche, helados, yogur, queso, bechamel, postres, sopas y cremas, chocolate, alimentos preparados como galletas o pastel, embutidos, salchichas.
  • Se cuenta sin embargo con productos especiales sin lactosa, como fórmulas lácteas o leches especiales, que pueden ser utilizadas para la preparación de alimentos que requieran leche.
  • En la actualidad se producen medicamentos que contienen la enzima digestiva lactasa, para algunas ocasiones en las que se quiera ingerir de forma moderada lactosa.

Esperamos que este artículo os haya resultado útil!

Síntomas de Intolerancia a la lactosa: ¿Eres intolerante?
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.