e Curae / Enfermedades y problemas de salud / ¿Que son los divertículos y como se curan?

¿Que son los divertículos y como se curan?

Los divertículos son pequeños sacos que se forman en la pared del intestino grueso. Está íntimamente relacionado con la dieta baja en fibras, y es más frecuente en adultos mayores. Suele ser asintomático y su progresión se puede prevenir modificando los hábitos dietéticos y el estilo de vida.

¿Qué es un divertículo?

Un divertículo es una herniación o lesión en forma de saco, que se produce a nivel de la pared del intestino grueso (colon) contienen mucosa, submucosa y vasos sanguíneos. Miden de 5 a 10 mm de diámetro. Es una enfermedad frecuente que afecta a más del 50% de las personas mayores de 60 años

Estos pueden producir enfermedad diverticular que consiste en:

Diverticulosis: presencia de divertículos sin ninguna complicación

Diverticulosis: inflamación de un divertículo

Sangrado de un divertículo

¿Cómo se forma un divertículo?

Un divertículo se forma de manera multifactorial. En primer lugar es necesario el aumento de la presión dentro del intestino lo cual va a producir que se debilite la pared intestinal en ciertos puntos susceptibles.

El aumento de la presión dentro del intestino viene dado por heces muy compactas, lo cual se ve estrechamente relacionado con dietas pobres en ingesta de fibras.

Así mismo interviene las alteraciones de tejido conectivo, colágeno y elastina, ya que producen debilidad en la pared intestinal, esto se ve frecuentemente ligado a edades superiores a 60 años.

¿Qué síntomas produce un divertículo?

La presencia de divertículos no necesariamente produce manifestaciones clínicas. De hecho, el 80% de los pacientes permanece asintomático, considerándose esto la enfermedad llamada “diverticulosis”. Sin embargo puede presentar síntomas inespecíficos como dolor abdominal, flatulencias y estreñimiento. El dolor suele aumentar con las comidas y mejorar tras la defecación.

Cuando presenta síntomas específicos (cuadro abdominal agudo) constituye lo denominado “enfermedad diverticular”

Cuando un divertículo se inflama, produce síntomas como fiebre, taquicardia y dolor abdominal. Puede complicarse con perforación, fistula, absceso, y obstrucción.

¿Cómo se diagnostica?

Se utilizan técnicas de imagen como

Rayos X de abdomen con enema opaco: un medio de contraste con bario se introduce en el colon a través de enema, sin embargo, esto no permite ver todo el colon, y no da diagnósticos muy fidedignos.

Endoscopia: Se prefiere el uso de la colonoscopia en pacientes con sospecha de Diverticulosis (asintomáticos o síntomas inespecíficos) Hay riesgo de perforación en enfermedad diverticular.

Tomografía Axial Computarizada: Se suministra un medio de contraste por vía oral y en ocasiones se suma rectal. Es un método muy específico

Ecografía abdominal: es menos costosa y más accesible que la Tomografía Axial Computarizada. Tiene buena utilidad diagnostica y elimina el riesgo de perforación por uso de contraste.

Es importante destacar que la mayoría de los casos se llegará al diagnóstico cuando la enfermedad este complicada con enfermedad diverticular, por ser los divertículos por si solos asintomáticos.

Su médico elegirá el método diagnóstico más adecuado según su cuadro clínico.

¿Cómo se cura el divertículo?

El manejo de los divertículos va orientado primordialmente a la prevención, y si se realiza el diagnostico se dirige a evitar la progresión y las complicaciones.

El aspecto fundamental se basa en la dieta. Aumentar consumo de frutas, verduras y legumbres para aumentar el aporte de fibra diario y disminuir la presión que ejerce la materia fecal sobre el colon, y mantener una adecuada motilidad gastrointestinal.

Cuando aparece una enfermedad diverticular es donde el tratamiento varía.

En el caso de la inflamación de un divertículo (diverticulitis) leve el manejo puede ser ambulatorio con antimicrobianos y las modificaciones dietéticas con mejoría del cuadro clínico. Cuando la inflamación produce un cuadro abdominal agudo, similar al de la apendicitis, es necesaria la hospitalización y abordaje medico con antibacterianos y reposo intestinal (suspender alimentación por vía oral) si no hay mejoría del cuadro en las siguientes 48 horas debe sospecharse posibles complicaciones a través de una Tomografía Axial Computarizada.

En caso de Enfermedad diverticular complicada y también en la recidivante, está indicada la cirugía en la mayoría de los casos. Esta consiste en extraer la porción del intestino en la cual se encuentran los divertículos, y restituir nuevamente el transito gastrointestinal. En ocasiones se trata de procedimientos quirúrgicos de emergencia (perforación, gangrena) y no es posible realizar la restitución por lo cual se debe realizar una colostomía.

Prevención

La principal recomendación y el estándar de oro cuando se trata de prevención de divertículos es los hábitos dietéticos. Estos tienen como fin modificar la consistencia de las heces, de manera que el transito gastrointestinal sea más fluido y se evite el aumento de la presión dentro del intestino grueso, que es lo que produce que se modifique la pared del mismo.

Una dieta alta en fibra, principalmente celulosa y lignina, además de prevenir la enfermedad, mejora el dolor y las molestias gastrointestinales una vez instalado el cuadro.

La dieta debe ser alta en fibra, mínimo 10 a 25 g/d, distribuidos a lo largo del día en todas las comidas, para que el aporte sea continuo (no realizar una sola comida con excesiva fibra) ya que esto puede producir el efecto opuesto de lo deseado.

Alimentos recomendados:

Lácteos: Leche, yogurt y quesos untables blancos y semiduros

Proteínas: huevo,  carnes: De vaca magra, pollo sin piel ni grasa y pescados

Hortalizas: Recomendables las de hojas verdes crudas, como espinaca, radicchio, achicoria, acelga, apio, hinojo, berro y lechugas. También zanahoria, remolacha y cebolla.

Frutas: Ananá, banana, ciruela, cereza, damasco, durazno, manzana, naranja, pera, melón y pomelo. De preferencia crudas, con cascara y en trozos enteros (no jugo).

Cereales y derivados: Preferentemente integrales, como avena de salvado, arroz integral y pastas, pan integral.

Azúcar y dulces: Mermeladas de frutas sin semillas; azúcar blanca y miel.

Grasas: Aceites vegetales de girasol, maíz, canola y oliva.

Otras recomendaciones

– Se debe evitar ingerir semillas, y frutas con semillas, ya que estas pueden alojarse dentro del divertículo e inflamarlo.

-¡Tomar mucha agua! Puede consumir mucha fibra, pero si su estado de hidratación es deficiente esta no mejorara la consistencia de la materia fecal.

-Fraccionar la alimentación en 6 o 7 comidas de menor cantidad.

-Dedicar tiempo al hábito de la defecación. Se debe realizar rutinas, en lo posible pautar un horario para evitar la constipación y acumulación de heces en el intestino.

-Actividad física intensa: se ha relacionado esta con la prevención de los divertículos ya que mejora la motilidad intestinal y aumenta la fortaleza de la pared abdominal.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

¿Que son los divertículos y como se curan?
5 (100%) 1 vote

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

2 comentarios

  1. Gracias por esta valiosa información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.