e Curae / Enfermedades y problemas de salud / ¿Qué es la Espina bífida oculta?: síntomas, tratamiento y diagnóstico

¿Qué es la Espina bífida oculta?: síntomas, tratamiento y diagnóstico

La espina bífida oculta es un defecto en la formación de la columna en la cual hay falta de cierre del conducto vertebral, con más frecuencia en la región lumbosacra.  Suele ser asintomático, pero en algunos casos puede ser causa de dolor y entumecimiento de las piernas y espalda. El tratamiento con frecuencia el tratamiento es quirúrgico para evitar complicaciones posteriores.

¿Qué es la espina bífida oculta?

La espina bífida oculta son un conjunto de malformaciones o defectos anatómicos que se presentan a nivel de la columna vertebral, con mayor frecuencia en la región lumbosacra, aunque puede presentarse a cualquier nivel.

Aproximadamente el 5% de la población en general la posee. Suele ser asintomática, y es descubierta al realizar estudios radiográficos por algún otro motivo.

La columna vertebral es una especie de conducto cilíndrico formado por huesos llamados vertebras, que se intercalan entre elementos fibrocartilaginosos llamados discos, con la finalidad de proteger una estructura muy importante: la médula espinal, con sus nervios periféricos y vasos sanguíneos.

La médula espinal forma parte del sistema nervioso periférico, y su función principal es transmitir los impulsos nerviosos hacia el cerebro, así como recibir la respuesta del mismo, y llevar la información al resto del cuerpo. También forma parte del sistema nervioso autónomo o vegetativo, los reflejos y el sistema simpático y parasimpático que se encargan de todas las funciones involuntarias del organismo.

¿Qué causa la espina bífida oculta?

La espina bífida oculta es una malformación congénita. Ocurre durante el periodo embrionario, cuando el sistema nervioso se está formando en el vientre materno.

Se produce una falta de cierre de la columna vertebral, de manera que las vertebras son anormales, sin embargo no hay salida de la médula espinal a través de este defecto, lo cual lo diferencia de la espina bífida típica. Además de esta presentación pueden asociarse otras anomalías y juntas se denominan disrafismo espinal oculto, en el cual se incluye:

  • Quistes dermoides o epidermoides: son lesiones quísticas compuestas de varios tejidos.
  • Lipomas lumbosacros: son acumulaciones de grasa encapsulados, que van desde el defecto medular hasta bajo la piel.
  • Diastematomielia: también conocido como médula espinal dividida. La médula se encuentra separada en 2 partes por hueso o cartílago.
  • Síndrome de la médula anclada: es la más común, La porción terminal de la médula está pegado a las estructuras de su alrededor, produciendo tensión y lesión medular.
  • Síndrome de regresión caudal: hay ausencia de formación de las estructuras del sacro y de su porción medular, por lo cual se acompaña de parálisis flácida y poco desarrollo de miembros inferiores, y no hay control de esfínteres.
  • Nervio terminal engrosado: La última porción de la médula se encuentra engrosada

Factores de riesgo para espina bífida oculta

Los defectos del tubo neural, como la espina bífida oculta, se encuentran ampliamente relacionados con ciertos eventos o prácticas durante el primer trimestre del embarazo. La principal es la falta de consumo de ácido fólico, los embarazos no controlados, fiebre materna, consumo de alcohol y tabaco, consumo de ácido valproico, diabetes mellitus de la madre, y el estrés materno.

Síntomas de espina bífida oculta

En algunos casos pueden presentarse ciertos síntomas, en especial cuando hay condiciones asociadas al defecto vertebral. Estos pueden ser:

  • Dolor y debilidad en la espalda y piernas.
  • Adormecimiento o entumecimiento de las piernas y espalda.
  • Cambios en la sensibilidad de piernas  y espalda.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Dificultad en el control de esfínteres urinarios y fecales.

La personas que padecen de espina bífida oculta presenta signos clínicos asociados en la región lumbar tales como:

  • Abultamiento y abundante vello en la región lumbar.
  • Cambios de coloración de la región lumbar.
  • Hoyuelos en la región lumbar
  • Manchas violáceas de gran tamaño (Manchas mongólicas)

espina bífida oculta

Diagnóstico de espina bífida oculta

En el examen físico del recién nacido, el pediatra examina la región en búsqueda de los signos anteriormente descritos que puedan sugerir una espina bífida oculta. Sin embargo, en algunas ocasiones el defecto puede ser muy pequeño y pasar desapercibido, o no existir alteraciones en la región.

En la edad adulta, suele diagnosticarse como un hallazgo incidental al tomar una radiografía de columna por otra causa, o una resonancia magnética.

En todos los pacientes que presenten sintomatología frecuente de largo tiempo de evolución asociada a los signos clínicos de sospecha, se les solicita estudios de imágenes para descartar la presencia de una espina bífida oculta.

Tratamiento de la espina bífida

El tratamiento de la espina bífida oculta dependerá de la extensión de la lesión, la sintomatología que produzca, y los defectos asociados. En la mayoría de los casos es necesaria una intervención quirúrgica para evitar futuras complicaciones.

¿Cómo saber si tengo espina bífida?

La mayoría de los casos de espina bífida oculta llegan a la edad adulta sin ser diagnosticados ni han presentado síntomas. Aproximadamente 15% de la población nacen con espina bífida oculta y conviven con ella toda su vida. El diagnostico usualmente se realiza cuando se realizan diversos estudios de imágenes por otras causas bien sean rutinarias, laborales o incidentales, donde se evidencia el defecto a nivel de las vértebras lumbares. Usted puede ser portador de espina bífida si presenta algunas de las siguientes condiciones:

  • Familiares de primera y segunda línea con defectos del tubo neural como espina bífida, anencefalia, entre otros.
  • Si presenta alteraciones en alguna región de la espalda a nivel de la columna, especialmente en la región lumbar, como piel más clara o más oscura que el resto, una mancha roja o marrón, mucho vello, piel de distinta textura, hoyuelos o un abultamiento de grasa.
  • Si presenta dolor de piernas y espalda con frecuencia y sin causa aparente.
  • Ha presentado debilidad en las piernas o sensación de no poder sostenerse en pie.
  • Nota entumecimiento y disminución de la sensibilidad de las piernas o la espalda.
  • Presenta deformidades en la forma de las piernas, los pies o la espalda.
  • No puede contener la orina o las evacuaciones.

Si presenta alguna de estas condiciones debe acudir a su médico de confianza para su evaluación y diagnóstico.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

¿Qué es la Espina bífida oculta?: síntomas, tratamiento y diagnóstico
5 (100%) 1 vote

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.