e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Orina espumosa: ¿Qué la causa?

Orina espumosa: ¿Qué la causa?

La orina refleja cómo se encuentra el ambiente interno del organismo, y puede sufrir muchos cambios, uno de ellos es la orina espumosa.

Se define la orina como un ultrafiltrado del plasma sanguíneo (de la sangre). Todos los componentes que son resultado de los metabolismos son eliminados a través de ella.

Existen varias condiciones que pueden producir orina espumosa, algunas son benignas y no producen mayor complicación, y algunas son producidas por enfermedades que requieren incluso atención médica de urgencia.

Causas de orina espumosa

Dentro de las causas de orina espumosa existen algunos factores que no causan daño pero que producen un aspecto espumoso de la orina.

Cuando retenemos las ganas de orinar por mucho tiempo, y orinamos con velocidad, el sedimento urinario y la velocidad del chorro puede producir un aspecto espumoso de la orina.

En algunos casos puede influir el tipo de desinfectantes que utilizamos para lavar el inodoro. Si recién acaba de limpiar su inodoro es posible que queden restos de la solución jabonosa en las paredes de la taza, y que el chorro de la micción produzca orina espumosa.

Esta causa puede ser descartada aclarando la taza del inodoro con suficiente agua, o tomando una muestra de orina para observarla. En cualquier caso, la orina debe perder la espuma en pocos minutos.

El estado de hidratación influye mucho en el aspecto de la orina. Si usted presenta una orina espumosa y de olor y color fuerte, no ha consumido suficientes líquidos y ha estado sometido a temperaturas extremas, o ejercicio intenso, es probable que tenga algún grado de deshidratación y le haga falta ingerir más líquido.

Dentro de la parte patológica o anormal de la orina espumosa encontramos 2 entidades bien diferenciadas que pueden producir orina espumosa y son la proteinuria y la infección urinaria.

Proteinuria

La proteinuria es la excreción de proteínas a través de la orina. En condiciones normales el riñón representa una barrera para evitar el paso de moléculas que no deben salir del torrente sanguíneo.

Unas de estas moléculas son las proteínas. La albumina es la proteína que con mayor frecuencia se elimina a través de la orina cuando existe daño renal, o aumento en la producción de albumina, como en el caso de la administración exógena de la misma y en algunos tipos de cáncer.

Las proteínas en un examen de orina casual se miden en cruces (+) o signos positivos. Más de 2 cruces de proteína en orina son altamente sugestivas de daño renal.

Cuando existe proteínas positivas en un examen de orina, se solicitan pruebas especiales como la proteinuria en orina recolectada durante 24 horas, para determinar la magnitud de la perdida de proteínas.

Infección urinaria

Los procesos infecciosos de las vías urinarias pueden generar orina espumosa por varios factores. En primer lugar el crecimiento bacteriano produce muchos detritos que se acumulan y dar ese aspecto espumoso. En segundo lugar pueden dar lugar a deshidratación por alteración del estado general, perdidas insensibles a través de la fiebre, etc.

Por último, la infección en la orina puede producir orina espumosa por daño renal agudo, como complicación del proceso infeccioso.

Factores de riesgo para orina espumosa patológica

Existen algunas condiciones que pueden predisponerlo a presentar daño renal que genere orina espumosa:

  • Diabetes mellitus de más de 10 años de evolución, mal controlada.
  • Hipertensión arterial, diagnosticada desde hace más de 10 años sin control.
  • Fumar y consumir alcohol con frecuencia.
  • Familiares con enfermedades renales.
  • Retener las ganas de orinar por mucho tiempo.
  • Haber presentado episodios de infección urinaria anteriormente.
  • Antecedentes de cálculos en los riñones u otra enfermedad renal.

¿Cuándo se debe acudir al médico si se presenta orina espumosa?

La orina espumosa por si sola no suele ser un motivo de consulta frecuente. De hecho, pasa desapercibido usualmente por quienes lo presentan.

Es necesario acudir a consulta si la orina se mantiene muy espumosa en cada una de sus micciones, durante más de 1 semana.

Si la orina espumosa se acompaña de otras manifestaciones clínicas como:

  • Sangre en la orina.
  • Ardor para orinar.
  • Hinchazón de los pies, manos, y cara.
  • Dolor abdominal o de espalda.
  • Fiebre
  • Orinar en poca cantidad.
  • Antecedente de cálculos en los riñones.

Es necesario que usted acuda al médico para realizar las evaluaciones correspondientes. La prevención y el diagnostico temprano son clave cuando se trata de las enfermedades renales.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.