e Curae / Enfermedades y efectos secundarios / Nódulo tiroideo maligno: síntomas, riesgos, diagnóstico y tratamiento

Nódulo tiroideo maligno: síntomas, riesgos, diagnóstico y tratamiento

Un nódulo tiroideo es cualquier crecimiento anormal de las células de la glándula tiroides, formando una o varias masas dentro de la misma. La gran mayoría de los nódulos tiroideos son benignos, ya que muchas enfermedades tiroideas se manifiestan de esta forma. Sin embargo, ante la sospecha de la presencia de un nódulo tiroideo maligno es importante la revisión médica de cualquier masa en la glándula tiroides.

¿Qué es la glándula tiroides?

La glándula tiroides es un órgano con forma de mariposa, que se encuentra ubicado en la cara anterior del cuello, delante de la tráquea. Su función principal es elaborar y liberar a la sangre sustancias llamadas hormonas tiroideas que serán distribuidas en todos los tejidos donde cumplen funciones específicas.

Este órgano está conformado por una envoltura delgada llamada estroma conjuntivo, la cual forma tabiques hacia el interior del órgano. Además, posee un tejido propio formado por pequeñas masas llamadas folículos tiroideos, los cuales contienen las células foliculares, encargadas de la producción de hormonas tiroideas y las células parafoliculares ubicadas alrededor del folículo, que producen calcitonina, hormona que regula la cantidad del calcio en sangre.

 

Funciones de la glándula tiroides

El funcionamiento de la glándula tiroides engloba 2 áreas: la intervención en el metabolismo de calcio a través del calcitriol, y la más importante, la producción de las hormonas tiroideas: tiroxina (T4) y triyodotironina (T3).

Las hormonas tiroideas tienen funciones a nivel de casi todos los órganos y tejidos, ya que actúan como reguladores de las funciones metabólicas del organismo. Entre sus funciones destacan los metabolismos de proteínas, carbohidratos, grasas y vitaminas; el consumo de oxigeno de los tejidos; la regulación de la temperatura corporal; estimulan el crecimiento y el desarrollo,  interviene en la contracción muscular y la motilidad intestinal. En resumen, las hormonas tiroideas intervienen básicamente en todas funciones orgánicas.

 

¿Qué es un nódulo tiroideo?

Un nódulo tiroideo es un crecimiento anormal de las células tiroideas, formando una o varias lesiones con cambios de tamaño y consistencia (generalmente firme) en la glándula.

Las estadísticas indican que entre en 4 y 7 % de la población en general tiene un nódulo tiroideo palpable. Aunque el cáncer de tiroides, también conocido como nódulo tiroideo maligno, es la causa más importante a descartar ante la presencia de un nódulo tiroideo, afortunadamente representa menos del 10% de los nódulos. Esto significa que aproximadamente 9 de cada 10 nódulos son benignos (no cancerosos).

 

nódulo tiroideo maligno

Factores de riesgo para tener un nódulo tiroideo maligno

  • Género masculino
  • Menores de 14 años y mayores de 70 años.
  • Antecedentes de radiación en cabeza y cuello (Rayos X)
  • Historia familiar de cáncer tiroideo
  • Nódulo de consistencia dura con forma irregular o mal definida
  • Rápido crecimiento del nódulo
  • Ganglios en el cuello
  • Dificultad para respirar, ronquera, dolor al tragar, tos (más la presencia de un nódulo tiroideo)

 

Síntomas de nódulo tiroideo maligno

Usualmente pasa desapercibido y es descubierto por el medico durante visitas de rutina o por otro motivo. El principal síntoma es una masa que se palpa en la región delantera del cuello, no se mueve, no es dolorosa. Es de forma irregular, de tamaño variable y la consistencia puede ser dura, incluso pétrea (como roca). Se puede acompañar de aumento de volumen de los ganglios del cuello, en el mismo lado donde se encuentra el nódulo.

Así mismo pueden presentarse síntomas de que correspoden a las estructuras vecinas del cuello como ronquera, tos, dificultad para respirar y dolor para tragar.  Si el nódulo es productor de hormona tiroidea, producirá síntomas clínicos de hipertiroidismo tales como taquicardia, sudoración, caída de cabello, pérdida de peso, entre otros.

 

Diagnostico de nódulo tiroideo maligno

Ante la sospecha de un nódulo tiroideo maligno, su médico realizara en primer lugar un interrogatorio detallado sobre los factores de riesgo mencionados anteriormente. Es importante antes de acudir a la consulta indagar sobre sus antecedentes familiares de cáncer, recordar desde hace cuánto tiempo presenta el nódulo y todos los síntomas asociados. Luego el medico realizara un examen físico con detenimiento, de la glándula tiroidea y de todo el cuerpo, en búsqueda de signos sugestivos de un nódulo tiroideo maligno.

Además, es necesario realizar exámenes de laboratorio y estudios de imágenes para corroborar el diagnostico. Su médico puede solicitar algunas pruebas de laboratorio en sangre como:

-Hormonas tiroideas en sangre: TSH, T3 y T4

-Anticuerpos contra la tiroides en sangre

-Calcitonina

Otros estudios muy importantes son las imágenes entre los cuales podemos encontrar:

-Gammagrafía tiroidea

-Ecograma de tiroides

-Tomografía Axial Computarizada (TAC) o Resonancia Magnética nuclear (RMN)

Todos son estudios no invasivos para confirmar el diagnóstico de nódulo tiroideo maligno. Existe un estudio que es frecuentemente solicitado debido a su alta sensibilidad diagnostica denominado Biopsia tiroidea. La muestra se obtiene a través de un procedimiento denominado punción-aspiración con aguja fina (PAAF). Este procedimiento sencillo se puede realizar en el consultorio médico, bajo anestesia local, de manera ambulatoria, ya que el mismo día podrá volver a casa.

Se utiliza una aguja muy fina para extraer células del nódulo tiroideo, se toman varias muestras de diferentes partes del nódulo, para aumentar las posibilidades de encontrar las células cancerosas si es que estas existen. Las células serán luego examinadas por un patólogo bajo el microscopio para determinar el diagnostico.

 

Tratamiento de nódulo tiroideo maligno

Una vez realizado el diagnostico, el nódulo tiroideo maligno debe ser extirpado quirúrgicamente por un cirujano de tiroides. La mayoría de los cánceres de tiroides son curables y rara vez se diseminan. Depende del tamaño del nódulo, es posible que el medico indique tratamiento previo a la cirugía para reducir el tamaño del mismo con hormona tiroidea.

 

Si usted ha sentido una masa en su cuello, es necesario que mantenga la calma. Reúna toda la información necesaria descrita en este artículo, y acuda al médico especialista lo antes posible para la evaluación y realización de estudios correspondientes. El diagnóstico y tratamiento precoz incrementa las posibilidades de curación en el nódulo tiroideo maligno.

 

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Puede que buscaras...

¿Que son los divertículos y como se curan?

Los divertículos son pequeños sacos que se forman en la pared del intestino grueso. Está …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.