e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Dientes y boca / Mandíbula desencajada: solución, causas, diagnostico y tratamiento

Mandíbula desencajada: solución, causas, diagnostico y tratamiento

La mandíbula desencajada o luxación de la articulación temporomandibular es un evento que ocurre cuando se realizan movimientos amplios de apertura de la boca, usualmente en pacientes predispuestos por hiperlaxitud del tejido fibroso que mantiene unida la articulación. La mayoría de los casos amerita una reducción manual del mismo y tratamiento médico antiinflamatorio y de relajación muscular, pero en algunos casos es necesario tratamiento quirúrgico.

Articulación de la mandíbula

La articulación de la mandíbula es la que se forma entre la mandíbula y el cráneo. Es llamada la articulación temporomandibular, es una articulación móvil, compuesta por el cóndilo de la mandíbula que funciona como una bola que se encaja en las superficies articulares del hueso temporal que se encuentra en el cráneo.

Además se añaden componentes de unión como la capsula articular, y otras estructuras ligamentosa, así como también numerosos músculos que mantienen la articulación en su lugar.

Todas estas estructuras permiten un amplio rango de movimientos: apertura, cierre, hacia delante, atrás y hacia los lados, que favorecen que la función masticatoria.

Mandíbula desencajada

Se conoce como mandíbula desencajada a la separación de los componentes de la articulación temporomandibular. Esto en términos médicos es llamado luxación temporomandibular o dislocación mandibular.

La mandíbula puede desencajarse en 3 escenarios. El primero por hiperlaxitud de los elementos fibrosos que conforman la mandíbula, estos se estiran mucho al realizar movimientos amplios de apertura de la boca, y el cóndilo de la mandíbula se separa de su superficie articular, pero vuelve a ella.

En algunos casos las superficies no se separan completamente pero el cóndilo se desplaza permaneciendo en contacto con la superficie articular y se denomina subluxación temporomandibular.

Por ultimo esta la luxación mandibular propiamente dicha, en la que hay separación completa del cóndilo con su superficie articular y requiere reducción por parte del personal médico.

Se pueden clasificar según el tiempo de evolución en:

  • Aguda: Cuando han transcurrido minutos del episodio de la separación de la articulación posterior a un movimiento de apertura.
  • Mantenida: la luxación es continua por 2 o 3 meses.
  • Recurrente: La luxación vuelve continuamente a lo largo del tiempo.

Factores predisponentes para presentar mandibula desencajada

Existen factores predisponentes y otros que favorecen a la mandíbula desencajada tales como:

  • Alteraciones anatómicas de la articulación
  • Bruxismo (rechinar los dientes)
  • Osteoartrosis de la articulación
  • Hábitos como mordisquear objetos duros o fumar en pipa
  • Músicos de instrumentos de viento
  • Hiperlaxitud articular
  • Algunas enfermedades como Corea de Huntington, mal de Parkinson o distrofia miotónica.
  • El estrés.
  • Los factores que favorecen a presentar mandíbula desencajada son
  • Traumatismos a nivel de la articulación o al mentón con la boca abierta.
  • Manipulación de la mandíbula bajo anestesia general en procedimientos odontológicos, en intubación orotraqueal o laringoscopia, procedimientos endoscópicos.
  • Maniobras de apertura amplia como bostezar, reír o vomitar.

Síntomas de mandíbula desencajada

La hipermovilidad o hiperlaxitud articular se caracteriza por presentar ruidos a la movilización de la mandíbula, en especial los que involucren amplia apertura, pero no presenta dolor.

La subluxación se caracteriza por la presencia de un ruido similar a un chasquido durante abertura y cierre de la boca y se acompaña de dolor de moderada intensidad.

El dolor se presenta en la región adelante del oído, que se irradia al oído, cabeza y boca. Empeora con los movimientos de la mandíbula

La luxación presenta dolor intenso y limitación funcional. La mandíbula presenta un bloqueo de movimientos, por lo cual no se produce ruido al intento de movilización porque la mandíbula no está en contacto con la otra superficie articular.

Puede apreciarse asimetría de la cara, hundimiento e inflamación delante de la oreja, dientes o mordida desalineados.

mandibula desencajada solución

Diagnostico de la mandibula desviada o desencajada

Para llegar al diagnóstico de un mandíbula desencajada el medico realizara un interrogatorio detallado, en el cual explorara los factores predisponentes y los factores que favorecen a la luxación de la mandíbula como antecedente de chasquido con los movimientos, procedimientos quirúrgicos o odontológicos recientes, hábitos o profesiones que favorecen la aparición de la misma, y enfermedades asociadas.

Es necesario recordar detalladamente el orden de los eventos antes de presentar el dolor. Si hubo un detonante previo, la intensidad, duración, localización y si empeora con la movilización de la mandíbula.

La exploración física consiste en la inspección facial valorando asimetría y hundimientos. Continua con la palpación de ambas articulaciones evaluando si hay ruidos a la movilización, el rango de movimientos de apertura, oclusión y lateralización. Así mismo se evalúan los grupos musculares cercanos a la articulación buscando contracturas o inflamaciones.

Los paraclínicos que usualmente son solicitados son las imágenes radiológicas. Un estudio especial llamado ortopantografía. Puede utilizarse la tomografía axial computarizada que provee imágenes de buena resolución sobre los ligamentos y los componentes articulares. La resonancia magnética nuclear es la mejor técnica para obtener imágenes del desplazamiento del cóndilo de la mandíbula, del disco articular y los músculos. Su costo limita su uso como recurso diagnóstico.

Mandibula desencajada solución y tratamiento

En las luxaciones agudas es necesaria la reducción manual por el médico o por el odontólogo. Esta maniobra consiste en tomar la mandíbula, en su parte interior con los pulgares y en su parte externa con los índices  y otros dedos, haciendo presión hacia abajo con los pulgares, pero llevando la mandíbula hacia arriba para encajarla en su lugar.

Puede requerir posteriormente un vendaje especial para limitar la movilidad de la mandíbula.

Además de la reducción es necesario el tratamiento antiinflamatorio y analgésico, asi como también el uso de relajantes musculares.

En las luxaciones crónicas y recurrentes se debe considerar tratamiento quirúrgico. Algunos autores describen el uso de infiltración con toxina botulínica para las presentaciones recurrentes.

Remedios para la mandíbula desencajada: cómo mejorarla

Si usted presento un episodio de mandíbula desencajada es importante que conozca que debe y que no debe hacer para evitar que el episodio repita y mantener las recomendaciones durante al menos 6 semanas.

  • No debe realizar movimientos de apertura de la boca amplios.
  • Al bostezar, debe controlar la apertura colocando un puño bajo la mandíbula.
  • Debe picar la comida en pequeños trozos para facilitar la masticación.
  • No consumir alimentos muy duros.
  • Aplicar compresas frías en el área y realizar masajes suaves.
  • No rechinar los dientes.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

Mandíbula desencajada: solución, causas, diagnostico y tratamiento
5 (100%) 1 vote

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.