e Curae / Salud de la familia / Los tubérculos de Montgomery

Los tubérculos de Montgomery

Los tubérculos de Montgomery son estructuras glandulares que se encuentran en el pezón femenino. Aparecen durante el embarazo y permanecen durante el periodo de lactancia contribuyendo de múltiples formas al hermoso proceso de amamantar. Para entender la importancia de los tubérculos de Montgomery, es necesaria una pequeña revisión de la anatomía de la glándula mamaria, el embarazo y el proceso de lactancia, que serán tratados a continuación.

La glándula mamaria

La glándula mamaria es un órgano par, ubicado en la parte anterior del tórax entre la segunda y la sexta costilla. Son de forma de variable, la más común en forma de gota.

Está constituida por varios lóbulos, que son como pequeñas glándulas independientes.  Estos contienen lobulillos y alveolos en su interior que son los encargados de la producción de leche. Cada alveolo posee un conducto rodeado de musculo que produce la salida de la leche hacia su conducto galactóforo.

Los conductos galactóforos son pequeños tubos que almacenan la leche y existe uno por cada lóbulo. Estos se dirigen hacia el pezón abriendo paso en ellos a través de los senos y poros galactóforos.

El complejo areola pezón está ubicado en la parte externa de la mama, en el medio y ligeramente en la parte inferior. Es de coloración oscura, mide de 12 a 15 milímetros de diámetro  y posee pequeñas elevaciones o prominencias  en su exterior.

Estas son glándulas sebáceas, encargadas de producir grasa para la lubricación del pezón y evitar resequedad, agrietamientos o roturas. En cada pezón se pueden encontrar de 12 a 20 glándulas llamadas tubérculos de Morgagni.

tubérculos de montgomery

 

Por último, se encuentra el pezón en el centro de la areola, con forma de cono (esto es muy variable) con su base hacia la areola, donde desembocan los poros galactóforos y se produce la salida de leche durante la lactancia.

Entonces, una vez conocida la anatomía de las glándulas mamarias, ¿dónde ubicamos los tubérculos de Montgomery en los senos?

 

¿Que son los tubérculos de Montgomery?

Los tubérculos de Montgomery no son más que el nombre atribuido a los Tubérculos de Morgagni durante el embarazo y periodo de lactancia. Reciben su nombre debido  al médico que las describió por primera vez, en el año 1837, llamado William Fetherstone Montgomery quien en vida fuera un Obstetra de nacionalidad Irlandesa.

Son las mismas glándulas sebáceas que bajo estímulos hormonales que se producen durante el embarazo se hacen prominentes formando elevaciones de 1 a 2 milímetros de diámetro.

Los Tubérculos Montgomery se conocen a veces como glándulas areolares o glándulas de Montgomery.

 

¿Cuántos tubérculos de Montgomery hay en cada pezón?

Aunque existen muchas glándulas de Montgomery, de 12 a 20 por pezón, no todas alcanzaran a ser tan visibles aún bajo estimulo hormonal. Usualmente se pueden visualizar en una mujer embarazada de 5 a 15 tubérculos de Montgomery.

¿Qué hacen los tubérculos de Montgomery?

Su función es producir  una sustancia aceitosa para lubricar la piel que rodea el pezón. Esto constituye un beneficio para el bebé y la mamá, ya que al mantenerse el pezón lubricado el proceso de lactancia será más agradable para la mamá y el bebé. Se evita el riesgo de roturas o fisuras y de infección del pezón y del seno.

Algunos autores consideran que cumple otras funciones en el embarazo. Los tubérculos de Montgomery secreta pequeñas cantidades de leche que contiene sustancias antisépticas y ayudan a mantener el pezón libre de gérmenes.

Para el bebé mantiene un envase limpio a través del cual recibe un alimento que no posee microorganismos, por lo cual se evitan enfermedades e infecciones gastrointestinales.

Adicional a esto, se ha descrito que esta secreción sebácea adicionada a la leche materna produce un olor más deseable para el bebé, por lo cual prefieren la lactancia materna sobre leche de vaca o formulas infantiles.

Tubérculos de montgomery sin embarazo

Esta es una pregunta frecuente en mujeres jóvenes. Bajo influencia hormonal las glándulas sebáceas  pueden hacerse un poco más notorias y prominentes aun cuando no se está embarazada. La diferencia está en que la mujer embarazada sufre otros cambios a nivel de las mamas tales como:

  • Mayor sensibilidad en los pezones
  • Dolor en los senos
  • Crecimiento de los senos
  • Crecimiento de la areola
  • Color más oscuro de la areola y pezón
  • Se pueden hacer más notorias las venas de los senos
  • Producción de leche

Algunos autores describen los Tubérculos de Montgomery como signos precoces de embarazo, ya que es uno de los primeros cambios que se producen, aproximadamente a partir de las 6 semanas después de concebir y durante el primer trimestre. La mitad de las mujeres embarazadas notan los tubérculos de Montgomery en los primeros meses de gestación.

De cualquier manera, los bultos en el pezón no deben ser apretados bajo ninguna circunstancia. Esto puede producir lesiones, obstrucción, o infección.

Otras causas de Tubérculos de Montgomery

Existen otras causas por las cuales se pueden hacer notorias las glándulas sebáceas y dar la apariencia de abultamientos en los pezones

La estimulación: Estimulación sexual continua o exposición a temperaturas muy frías pueden producir que sus pezones tengan glándulas mas abultadas

Obstrucción de la glándula: En algunas ocasiones, se produce obstrucción de la glándula producto del mismo contenido que secreta, o por manipulación de la misma. }En este caso se acompañara el abultamiento de ligeros signos inflamatorios como

  • Crecimiento rápido
  • Enrojecimiento de la zona
  • Dolor

En este caso suelen ser útiles compresas de agua tibia, evitar la manipulación de los pezones y limpieza sin soluciones jabonosas.

Infección: Esta puede aparecer por múltiples causas:

  • Cuando se producen lesiones en los pezones
  • Tubérculos de Montgomery obstruidos no tratados
  • Perforación o colocación de arete en el pezón

Se acompaña igualmente de signos inflamatorios, estos son de mayor amplitud, generando más molestias. Además, puede acompañarse de secreción de pus y fiebre.

Si sospecha de un proceso infeccioso debe acudir a su médico inmediatamente.

No todo bulto en los pezones debe ser considerado un tubérculo de Montgomery. Si usted nota un bulto de aparición reciente, consistencia dura o irregular, debe acudir a su médico para la valoración del mismo.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

 

 

 

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.