e Curae / Salud mental / ¿Ganglios del cuello inflamados por estrés? Descubre cómo la ansiedad afecta

¿Ganglios del cuello inflamados por estrés? Descubre cómo la ansiedad afecta

El estrés es la respuesta del organismo ante una exposición prolongada a situaciones de tensión, provocando manifestaciones a nivel físico, psicológico y conductual. Los efectos físicos quizá sean menos conocidos, pero puede tener serias consecuencias, entre ellas, los ganglios del cuello inflamados por estrés. Numerosos trabajos de investigación en un nuevo campo médico llamado “psiconeuroinmunologia”  han demostrado que el estrés afecta al sistema inmunitario, predisponiendo así a múltiples enfermedades infecciosas, o exacerbando enfermedades autoinmunes, que se manifiestan como ganglios del cuello inflamados.

¿Qué es un ganglio?

Es una estructura ovoide que forma parte del sistema linfático conjuntamente con los vasos linfáticos. Su función es el filtrado del líquido linfático, en el cual viajan células del sistema inmunitario, ayudando a combatir infecciones y enfermedades.

Los ganglios linfáticos se encuentran distribuidos en todo el organismo en forma de cadenas linfáticas, agrupadas, por mencionar algunos lugares, en cuello, axila, cabeza, ingle, entre otros.

¿Porque se inflaman los ganglios del cuello?

Los ganglios del cuello se consideran inflamados cuando su diámetro es mayor a 1 cm, el término médico utilizado es “adenomegalia”. También se considera anormal si hay cambios en la consistencia, bordes irregulares, si están muy inmóviles, o si son dolorosos.

En el 25 al 50% de los niños sanos podemos encontrar ganglios en el cuello palpables, menores de 1 cm, y esto se considera normal.

Entre sus causas podemos encontrar

Infecciosas: virus respiratorios, citomegalovirus, mononucleosis, toxoplasmosis, mononucleosis , tuberculosis, bacterias como estafilococo y estreptococo, etc.

Autoinmunes: Artritis reumatoide, Lupus, dermatomiositis, etc.

Medicamentosas: alergia a algunos medicamentos.

Reacción a implantes y siliconas

Otras causas: en las cuales se encuentran enfermedades muy poco comunes y representan un pequeño porcentaje de los casos.

Diagnóstico de ganglios del cuello inflamados por estrés

En procesos virales los ganglios del cuello suelen aparecer de ambos lados, a veces en otras partes además del cuello, no muy grandes, blandos, poco dolorosos y móviles.

Si la causa es bacteriana suelen ser dolorosos, de tamaño grande, de uno o ambos lados, rojos, calientes y pueden drenar pus.

En procesos malignos suelen ser de consistencia dura casi como goma, de mayor tamaño, no se mueven, no son muy dolorosas y son del mismo color de la piel.

El médico debe realizar un interrogatorio en el cual interrogará contactos con personas con posibles enfermedades, viajes recientes, tiempo de aparición de los ganglios y otros síntomas asociados. Seguidamente realizara un examen físico para evaluar signos clínicos en búsqueda de una aproximación diagnostica. Es posible que solicite exámenes de laboratorio como un hemograma y serologías virales.

Tratamiento de ganglios del cuello inflamados por estrés

El manejo de los ganglios del cuello inflamados va dirigido a la causa, en este caso tratándose de causas infecciosas dependerá si son cuadros virales o bacterianos. El tratamiento antimicrobiano o la ausencia de este. Ante la sospecha de enfermedades autoinmunes o malignas, su médico solicitara estudios específicos o derivara al especialista correspondiente.

Independientemente de la causa se realiza manejo terapéutico con antiinflamatorios de elección AINES: Antiinflamatorios no esteroideos por su inocuidad y pocos efectos adversos, como el ibuprofeno, diclofenaco o paracetamol.

 

Ahora bien, ya conocemos las causas de ganglios del cuello inflamados… ¿Puede el estrés estar relacionado con su aparición? ¡Seguro que sí! Continúe leyendo y descubra él porque

¿Qué es el Estrés?

Es la respuesta del organismo ante una exposición prolongada a situaciones de tensión, que el individuo considera amenazadoras o desafiantes, provocando manifestaciones a nivel físico, psicológico y conductual.

Los síntomas del estrés comúnmente conocidos son depresión o ansiedad, irritabilidad, miedo, nerviosismo, confusión, cambios en el estado de ánimo, dificultad para concentrarse y tomar decisiones, etc.

Los efectos físicos quizá sean menos conocidos, pero puede tener serias consecuencias. Numerosos trabajos de investigación en un nuevo campo médico llamado “psiconeuroinmunologia”  han demostrado que el estrés afecta al sistema inmunitario.

ganglios inflamados cuello estres

¿Cómo el estrés afecta el sistema inmunológico?

Ante la presencia de estrés, el organismo responde automáticamente. Activa el sistema nervioso para producir liberación de neurotransmisores, que son mensajeros químicos con diversas funciones, en especial contrarrestar los efectos negativos del estrés. De igual manera activa el sistema endocrinológico, con consecuente liberación de hormonas. Esta respuesta de manera sostenida conlleva a alteración del  sistema inmunológico, que es el encargado de combatir infecciones.

Las alteraciones más frecuentemente reportadas son tendencia a la disminución de la función celular inmune, encargada de combatir infecciones virales y bacterianas, disminución de los anticuerpos contra virus latentes por ejemplo herpes, ligera disminución de inmunoglobulinas que confieren protección ante procesos infecciosos.

De manera que el estrés no solo afectara su estado emocional y de ánimo, también producirá cambios nocivos en el organismo. Además de los cambios en el sistema inmunológico podemos mencionar: enfermedades cardiacas, diabetes, osteoporosis, cáncer, infecciones respiratorias recurrentes, alergias, artritis, obesidad, etc.

Síntomas de que el estrés está afectando su sistema inmune:

Resfriados con frecuencia

Insomnio

Dolores de cabeza

Palpitaciones más frecuentes

Cansancio

Diarrea

Medidas para combatir el estrés

No hay medidas específicas para combatir el estrés, sin embargo existen recursos que ayudan a liberar las tensiones y evitar los efectos negativos

Ejercicio: realizar ejercicios cardiovasculares como caminata, trotar, andar en bicicleta o escaladora.

Técnicas de relajación: meditación, yoga, masajes, relajación muscular.

Dieta: debe ser balanceada, se debe evitar exceso de bebidas cafeinadas y golosinas. Aproveche la hora de comida para compartir con sus seres queridos.

Descanso: Dormir suficiente, desconectarse en los tiempos libres de las situaciones que le produzcan estrés.

Organización: distribuya su tiempo para poder realizar las actividades laborales, respetar horas de descanso y porque no, ¡divertirse!

-Ejercite lo más importante: su autoestima. Usted puede manejar todas las situaciones de conflictos que se le presenten.

Reforzar vínculos afectivos: unión familiar, de pareja y amistad son muy importantes de fortalecer ante estrés.

Apoyo psicológico: de ser necesario acuda al psicólogo. Este proporcionara herramientas útiles para el manejo de situaciones conflictivas que pueden producir estrés.

 

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

¿Ganglios del cuello inflamados por estrés? Descubre cómo la ansiedad afecta
5 (100%) 1 vote

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

2 comentarios

  1. Buen articulo mi hija tiene varios ganglios inflamados unos con dolor otros no. le restaron antibióticos y antiinflamatorio pero ahora le salieron mas. Cual es la causa

    • Dra. Claudia C. Navarro S

      Hola Isabel! Me alegra que el artículo sea de tu agrado. Si ya ha cumplido el tratamiento completo que le fue indicado, es importante que acudas a una revaloración con el médico tratante de tu hija. Existen muchas causas para tener ganglios ganglios del cuello inflamados. Las mas benignas y frecuentes son las infecciones virales y bacterianas, pero pueden ser reflejo de enfermedades graves, y por eso la importancia de no pasarlos por alto!. Es necesario que acudas a la revaloración, y el médico, en base al interrogatorio, examen físico y laboratorios de tu hija te dará su impresión diagnostica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.