e Curae / Enfermedades y efectos secundarios / Esteatosis hepática difusa: síntomas y tratamiento

Esteatosis hepática difusa: síntomas y tratamiento

La esteatosis hepática difusa es una enfermedad en la cual el hígado se llena de grasa. Ocurre por diversos motivos, pero los factores de riesgo asociados con frecuencia son el alcoholismo, la obesidad, la resistencia a la insulina, y colesterol y triglicéridos altos. Es una enfermedad fácilmente prevenible. La mayoría de los casos suele ser benigna, pero de progresar la enfermedad puede cursar con daño hepático irreversible

¿Qué es el hígado?

El hígado es un órgano que se encuentra ubicado en la cavidad abdominal. Está ubicado bajo el diafragma, en la parte superior derecha del abdomen. Es de forma irregular y de gran tamaño.

¿Cuáles son las funciones del hígado?

El hígado posee muchas funciones, ya que interviene en el metabolismo de proteínas, carbohidratos y grasas. Funciona como reserva de estos compuestos en caso de que el organismo llegue a necesitarlos.

El hígado es el director de la orquesta de los metabolismos basales. Por ende, cualquier alteración en estos, hace que el hígado lleve la carga y se vea afectado.

Así mismo también actúa como filtro para sustancias nocivas como drogas, tabaco, alcohol, medicamentos, tóxicos. Es el primer órgano de choque ante estos agentes.

Interviene también en las funciones digestivas a través de la producción de bilis.

¿Qué es la esteatosis hepática?

Es una enfermedad progresiva en la cual hay acúmulo de ácidos grasos libres (grasa) captados por el hígado. Es también conocida como hígado graso. Existen varias fases de progresión:

-Esteatosis hepática simple: acumulación de ácidos grasos en el tejido hepático.

-Esteatohepatitis: inician cambios inflamatorios a nivel del tejido hepático

-Fibrosis y cirrosis: endurecimiento y disminución de la función del hígado.

Es frecuente separar la esteatosis hepática de su causa: alcohólica de y no alcohólica, ya que cursan con evolución clínica distinta. La esteatosis hepática no alcohólica es considerada benigna y es fácilmente reversible. Mientras que la esteatosis hepática alcohólica es de progresión más rápida y puede culminar en cirrosis e incluso cáncer de hígado.

Cuando la acumulación de grasa se encuentra en todo el hígado es denominada esteatosis hepática difusa. Es frecuente en la esteatosis hepática alcohólica.

¿Por qué se produce la esteatosis hepática difusa?

La esteatosis hepática difusa se produce por alteraciones en el metabolismo de las grasas, usualmente asociados a resistencia a la insulina. El exceso de estos en el hígado tiene un efecto “tóxico” por lo cual se desencadenan respuestas inflamatorias que son las que producen la progresión de la enfermedad.

Factores de riesgo

Dentro de los factores de riesgo, los más relacionados son la Obesidad, el síndrome metabólico, la diabetes mellitus tipo 2, colesterol y triglicéridos altos en sangre y consumo de alcohol acentuado.esteatosis hepática difusa

Existen otros factores de riesgo que pueden inducir la acumulación de grasa en el hígado como: el embarazo, el consumo de algunos medicamentos, hipertensión, enfermedades metabólicas, pérdida de peso brusca, infección por HIV, divertículos en yeyuno, antecedentes familiares de hígado graso.

Síntomas de la esteatosis hepática difusa

La esteatosis hepática difusa generalmente puede observarse cuando ya se ha convivido con la enfermedad por un tiempo sin ser diagnosticada. El hígado puede encontrarse agrandado y puede presentarse dolor.

Suele acompañarse de falta de apetito, náuseas y vómitos, lo cual conlleva a pérdida de peso.

Pueden encontrarse síntomas asociados a los lípidos altos en sangre como dolor de cabeza, mareos, somnolencia.

 Diagnóstico de la esteatosis hepática difusa

  • Cuadro clínico: la presencia de síntomas característicos  asociados a antecedentes de importancia iniciaran la sospecha clínica. Su médico puede encontrar en el examen físico el hígado agrandado.
  • Pruebas de laboratorio: Enzimas hepáticas (aminotransferasas) y bilirrubinas. Colesterol total, fraccionado y triglicéridos. Pueden encontrarse elevados.
  • Estudios de imagen: Ecografía, resonancia magnética, tomografía axial computarizada.
  • La más solicitada es la ecografía por su bajo costo en relación con los otros estudios. Se puede apreciar una imagen del “hígado brillante”.
  • Laparoscopia: Durante una cirugía abierta que se visualice el hígado amarillo.
  • Biopsia: es el diagnóstico definitivo. A través de la toma de muestra de tejido hepático para ser observado al microscopio. La toma de muestra se realiza a través de una punción hepática, con una aguja larga y delgada a través de la piel.

Tratamiento de la esteatosis hepática difusa

El tratamiento principal está constituido por las modificaciones en el estilo de vida. La obesidad, acompañada de insulinoresistencia, dislipidemias y consumo de alcohol deben ser modificados

  • Dieta: una dieta rica en fibra vegetal, frutas y limitar proteínas y grasas. Básicamente una dieta balanceada para mantener un estilo de vida saludable
  • Control de peso: si el problema es la obesidad se debe iniciar un régimen dietético para bajar de peso y se puede considerar la cirugía bariátrica. Sin embargo, la pérdida de peso posterior debe ser paulatina. Una pérdida de peso brusca puede exacerbar el hígado graso.
  • Ingesta de alcohol: al eliminar la ingesta de alcohol en la esteatosis hepática alcohólica, el cuadro clínico desaparece.
  • Ejercicio: realizar actividad física cardiovascular de forma regular contribuye a mantener un estilo de vida saludable, bajar de peso y mejora la insulinorresistencia.
  • Algunas condiciones asociadas ameritan el uso de medicamentos adicionales a las modificaciones del estilo de vida:
  • Diabetes e insulinorresistencia: se indica medicamentos para controlar los niveles de azúcar en sangre. El principal es la metformina.
  • Pérdida de peso: existen medicamentos que ayudan a eliminar el consumo de grasas a través de las heces e inducen pérdida de peso como el orlistat, otros usados son  la sibutramina y el rimonabant.
  • Control de colesterol y triglicéridos: se utilizan medicamentos llamados estatinas y fibratos.
  • Protección hepática y antioxidantes: pentoxifilina, ácido ursodesoxicólico, vitaminas.
  • Control de tensión arterial: su médico indicara el medicamento más adecuado para usted.

Prevención de la esteatosis hepática

La prevención de la esteatosis hepática difusa se basa principalmente en evitar los factores de riesgo.

  • Evitar alimentación rica en grasas y carbohidratos.
  • Mantener un peso adecuado a su estatura.
  • Realizar ejercicios cardiovasculares al menos 4 veces por semana.
  • Limitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.
  • Si va a iniciar un régimen dietético recuerde que las pérdidas rápidas de peso también contribuyen a hígado graso. ¡Vaya lento, pero seguro!

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

 

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.