e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Escarlatina en el embarazo: Conoce sus riesgos

Escarlatina en el embarazo: Conoce sus riesgos

La escarlatina en el embarazo es una enfermedad con una frecuencia relativamente baja. Es producida por una bacteria llamada estreptococcus pyogenes, que contamina a las personas a través de la saliva o secreción contaminada.

La escarlatina en el embarazo produce fiebre, erupción en la piel y faringitis. No representa mayor riesgo para el embarazo o para el bebé, pero como todo proceso infeccioso, puede complicarse y convertirse en un riesgo para la vida de la madre y del bebé.

El tratamiento dependerá de las condiciones de la paciente, siendo necesario en algunos casos antibioticoterapia endovenosa y hospitalización.

¿Qué es la escarlatina?

La escarlatina en el embarazo es una enfermedad poco frecuente, y que suele cursar como un cuadro infeccioso poco relevante.

Esta infección pertenece al grupo de las enfermedades exantemáticas, debido a que produce un brote en la piel con características particulares. Además se acompaña de fiebre y faringitis.

El cuadro clínico está producido por una bacteria llamada Streptococcus pyogenes, también conocido como betahemolítico del grupo A.

Epidemiológicamente, es más frecuente en niños debido a su sistema inmunológico menos competente que es del adulto, entre los 2 y los 8 años de edad.

¿Cómo se contrae la escarlatina?

La infección por Estreptococcus pyogenes se transmite de una persona a otra, o a través de objetos contaminados.

En la escarlatina en el embarazo se contrae a través de la vía respiratoria, con pequeñas gotas de saliva que son expulsadas cuando una persona habla,  tose, o estornuda.

También puede ser transmitida por toallas que hayan sido usadas por alguien que tenga la infección, o por cubiertos.

Por este motivo, durante el embarazo hay que tener especial cuidado. No debe estar en contacto con personas que estén presentando fiebre, erupciones en la piel o dolor de garganta.

Así mismo evitar el compartir cubiertos y artículos de uso personal como pañuelos, toallas, cepillo dental, etc.

¿Cuáles son los riesgos de contraer escarlatina en el embarazo?

La escarlatina en el embarazo no tiene mayores riesgos que en una persona común. Sin embargo, al tratarse de un proceso infeccioso bacteriano puede estar relacionado con abortos y amenaza de parto pretérmino.

Los procesos infecciosos se acompañan de una respuesta inmunológica del organismo para combatir con las bacterias. La respuesta inflamatoria desencadena la liberación de mediadores proinflamatorios como las interleucinas, prostaglandinas y citosinas.

Las protaglandinas se encuentran íntimamente relacionadas con la amenaza de parto pretermino y abortos en el primer trimestre del embarazo.

La escarlatina en el embarazo no se encuentra relacionada con malformaciones congénitas en el recién nacido, ya que se trata de un proceso infeccioso que no altera la formación del bebé.

¿Cómo saber si tengo escarlatina en el embarazo?

Se puede sospechar de escarlatina en el embarazo, si durante su embarazo usted presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de más de 38°C que dura de 3 a 5 días.
  • Dolor de garganta.
  • Pus o puntos rojos en la garganta.
  • Ganglios del cuello inflamados.
  • Dolor abdominal.
  • Escalofríos.
  • Nauseas, vómitos, dolor de cabeza.
  • Brote en el cuerpo.
  • Lengua muy roja y aspecto hinchado.

El brote de escarlatina en el embarazo es muy rojo, aparece en el cuello, tronco, brazos y mejillas. Inicia los primeros días de la enfermedad y va desapareciendo en forma de descamación.

Para el diagnostico por laboratorio de escarlatina en el embarazo se utiliza una prueba llamada test de detección rápida de estretococo betahemolítico del grupo A.

También está indicada la realización de un cultivo del exudado faríngeo para aislar la bacteria.

¿Cómo se trata la escarlatina en el embarazo?

La escarlatina en el embarazo puede incluso resolverse espontáneamente. Algunos casos ameritan el uso de antibióticos.

El antibiótico de elección son las penicilinas. En forma endovenosa se utiliza penicilina cristalina, mientras que vía oral se prefiere la amoxicilina como opción terapéutica.

Las pacientes alérgicas a la penicilina pueden consumir Macrólidos como azitromicina o claritromicina, o cefalosporinas como la cefalexina o cefadroxilo.

La erupción cutánea y el malestar general desaparecen espontáneamente al cabo de 1 semana después de iniciada la fiebre.

La hospitalización de la escarlatina en el embarazo está indicada cuando la paciente luce séptica, es decir, que tiene  parámetros de una infección grave, o con falla de múltiples órganos.

También está indicada cuando hay riesgo en el embarazo, es decir que se produjo contracciones uterinas o dilatación del cuello del útero.

Prevención de la escarlatina en el embarazo

Las medidas de prevención de todas las enfermedades infectocontagiosas son clave en el embarazo. A continuación les presento unas recomendaciones que deben ser tomadas en cuenta si está embarazada:

  • Evitar el contacto con personas enfermas: si algún familiar o conocido presenta fiebre, malestar, erupción en la piel, dolor de garganta, mantenga distancia. Recuerde que solo son necesarias pequeñas gotas de saliva para contraer la enfermedad. Si bien, la escarlatina no representa por si misma mayor riesgo para el embarazo, existen otras enfermedades como la rubeola o el sarampión, que si producen daño al bebé y que se asemejan mucho a la escarlatina.
  • No compartir utensilios de uso personal que estén en contacto con saliva o secreciones contaminadas. Las toallas, la cubertería, labiales, cepillo dental, entre otros son fuentes de contaminación.
  • Lavarse las manos y cara con frecuencia puede evitar contraer escarlatina en el embarazo. A través de las manos podemos llevar a la nariz o boca secreción contaminada de otra persona e infectarnos.
  • De ser obligatorio el contacto con personas enfermas, utilice tapabocas y guantes para disminuir el riesgo de infección.
Escarlatina en el embarazo: Conoce sus riesgos
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.