e Curae / Enfermedades y problemas de salud / ¿Dolor pélvico? La endometriosis ovárica puede ser la causa

¿Dolor pélvico? La endometriosis ovárica puede ser la causa

La endometriosis ovárica es una enfermedad relativamente frecuente, que se presenta en mujeres en edad fértil.

Se trata de tejido muy similar al uterino, que se desarrolla en lugares que no debería desarrollarse, produciendo síntomas caracterizados por dolor pélvico, dolor durante el coito, y alteraciones gastrointestinales y urinarias.

Su diagnóstico se realiza a través de la identificación de los síntomas, pero se puede establecer un diagnóstico definitivo a través de una biopsia del tejido.

Existen varias opciones terapéuticas, que incluyen analgésicos, anticonceptivos orales, y otros medicamentos que se encargan de disminuir la producción de estrógenos para mejorar los síntomas.

¿Qué es la Endometriosis ovárica?

La endometriosis ovárica  es una enfermedad que se caracteriza por presentar tejido perteneciente o similar al del útero, cerca del tejido ovárico.

El útero cuenta con un revestimiento interno, o estroma, y tejido glandular especializado, para cumplir las funciones reproductivas del útero.

Es una enfermedad benigna muy frecuente. Afecta a mujeres en edad reproductiva, desde los 14 hasta los 45 años, produciendo síntomas como dolor pélvico, sangrados abundantes, malestar previo a la menstruación, entre otros.

En los Estados Unidos se presume que cerca de 5 millones de mujeres lo padecen, sin contar aquellas que no han contado con estudios complementarios suficientes para confirmar la enfermedad.

endometriosis ovárica

¿Por qué se produce la endometriosis ovárica?

Se ha propuesto múltiples teorías que explican como este tejido puede alcanzar lugares en los que no debería encontrarse. La más aceptada a nivel mundial es la teoría de la menstruación retrógrada.

La menstruación retrógrada se presenta de forma fisiológica en el 90% de las mujeres en edad fértil, por lo que es considerada normal. El tejido que descama durante la menstruación, asciende a través de las trompas de Falopio, a través de las cuales pueden alcanzar órganos pélvicos y el peritoneo.

Las células que se encuentran en este tejido se encuentran en la capacidad de implantarse en los tejidos periféricos, y proliferar en ellos, invadiéndolos.

Sin embargo, por sí mismo este no es un mecanismo que conduce a presentar endometriosis ovárica. Se cree que además existe un componente inmunológico, por lo que algunas mujeres reaccionan de manera diferente a esta menstruación retrograda, produciendo la endometriosis.

Otras teorías incluyen diseminación a través de la sangre de tejido endometrial y alteraciones desde la formación del feto, en la cual el tejido perteneciente al endometrio se desarrolla en sitios que no debería.

Factores de riesgo para endometriosis ovárica

Existen personas que tienen más riesgo de presentar endometriosis ovárica que otras debido a diferentes factores:

  • Los ciclos menstruales: los ciclos menstruales frecuentes (de menos de 28 días) y con sangrado abundante se asocian a la endometriosis ovárica. De igual forma, las mujeres que presentan ciclos menstruales con dolor suelen presentar endometriosis ovárica. La multiparidad funciona como un factor protector, ya que presentan periodos mas largos sin menstruar.
  • Personales: las mujeres de raza blanca presentan menos endometriosis ovárica que otras razas. El índice de masa corporal tiene una relación inversamente proporcional, a mayor índice de masa corporal, disminuye el riesgo de presentar la enfermedad.
  • Hábitos: el consumo de tabaco, alcohol, cafeína, y la práctica de ejercicios con regularidad, representan un factor protector. La exposición a dioxina, un compuesto químico toxico, que se encuentra en algunos blanqueadores y pesticidas, parece incrementar el riesgo de presentar endometriosis ovárica.

¿Qué puedo sentir si tengo endometriosis ovárica?

La endometriosis ovárica puede producir síntomas muy variables. En algunas mujeres puede presentarse incluso de forma asintomática.

La sintomatología  clásica se caracteriza por presentar dolor pélvico los días cercanos y durante la menstruación. Se puede acompañar de dolor al mantener relaciones sexuales.

Debido a las adherencias que puede producir con otros órganos que guardan relación con la pelvis, se presentan síntomas gastrointestinales y urinarios, como ardor para orinar, orinas con sangre, diarrea, constipación e indigestión.

En algunas ocasiones se relaciona con menstruaciones abundantes, pero esto es más un factor causal que un síntoma, como explique anteriormente.

La intensidad de los síntomas no depende de la severidad de la enfermedad. Existen mujeres que presentan múltiples y extensos focos de endometriosis, que no presentan sintomatología alguna, y otras, que presentan focos muy pequeños y presentan mucho dolor pélvico.

¿Cómo puedo saber si tengo endometriosis ovárica?

En primer lugar, debido a los síntomas se levanta la sospecha clínica. El médico solicitará estudios de sangre y de imágenes para confirmar el diagnóstico, aunque el diagnóstico definitivo se hace a través de la biopsia del tejido ovárico.

  • Estudios de imágenes: la ecografía pélvica transvaginal y la resonancia magnética son los métodos de elección, aunque pueden no mostrar modificaciones cuando los focos de endometriosis son muy pequeños.
  • Exámenes de sangre: los marcadores bioquímicos que se encuentran alterados son: la aromatasa p450, CA-125, glicodelina, anticuerpos antianhidrasa carbónica y anticuerpos antiendometriales, IL-6.
  • Biopsia: la toma de muestra puede realizarse a través de una cirugía o por métodos menos invasivos. El estudio histológico del tejido revela la presencia de estroma, glándulas, y sangrado alrededor del foco ectópico de endometrio.

¿Cómo se trata la endometriosis ovárica?

Ante la sospecha clínica de endometriosis ovárica, aun sin un diagnostico confirmado, con síntomas doloroso, es necesario instaurar un tratamiento para aliviar los síntomas que se presentan.

La combinación frecuentemente utilizada debido a que no produce muchos efectos adversos, es la de antiinflamatorios no esteroideos y anticonceptivos orales combinados.

La finalidad de esto es reducir la reacción inflamatoria que produce el sangrado en el foco de endometriosis, y disminuir la carga estrogénica a través de la administración de anticonceptivos orales, para disminuir sus efectos sobre e endometrio.

Las mujeres que toman anticonceptivos orales con frecuencia presentan sangrados menstruales escasos, de poca duración y sin dolor, por lo que su indicación es ideal.

Los antiinflamatorios no esteroideos disminuyen la inflamación local y mejoran el dolor.

En caso de endometriosis ovárica confirmada, se indican otros medicamentos, dirigidos a disminuir la producción de estrógenos, inhibiendo los ejes hormonales encargados de regularlos, como el danazol, gestrinona y agonistas de la hormona GnRH.

En algunos casos es necesaria la remoción quirúrgica de los focos de endometriosis, siendo necesaria la extracción de partes o de la totalidad del aparato genital femenino. Esto se realiza en los casos en los que el dolor es intenso y no cede ante ningún tipo de tratamiento. La finalidad es eliminar el tejido que está produciendo los síntomas así como las adherencias a órganos cercanos.

¿Dolor pélvico? La endometriosis ovárica puede ser la causa
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.