e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Sistema reproductor femenino / ¿Dolor pélvico? El Nervio Pudendo Inflamado puede ser la causa

¿Dolor pélvico? El Nervio Pudendo Inflamado puede ser la causa

El nervio pudendo es una raíz nerviosa proveniente de los segmentos sacros S2-S3 Y S4. Su función es la de aportar sensibilidad, motricidad e inervación autonómica a los genitales, piso pélvico, uretra y la región ano rectal.

Las lesiones de este nervio pueden ocurrir debido a partos traumáticos, traumatismos directos en la pelvis, permanecer mucho tiempo sentado, o secundario a procedimientos quirúrgicos en la pelvis.

En ocasiones, el daño puede ser permanente, pero la mayoría de los casos puede ser manejado con tratamiento médico ambulatorio, limitando la cirugía para aquellos casos refractarios a tratamiento.

Qué es el Nervio pudendo

El nervio pudendo es un nervio que se encuentra ubicado en la pelvis y da origen a las sensaciones y algunos movimientos del piso pélvico y del área genital.

Tiene participación en funciones básicas para la vida como orinar, defecar, la erección, la eyaculación y en el trabajo de parto.

Las raíces nerviosas sacras S2-S3-S4 son las que dan origen al nervio pudendo. Esta región recibe el nombre del primer segmento, posteriormente el nervio pudendo se acerca hacia el musculo piriforme, que está ubicado cerca del glúteo, a través de un canal llamado canal intrapiriforme.

El nervio pudendo penetra en la región glútea y se dirige hacia el final del ligamento sacroesipnoso y guarda relación con el ligamento sacrotuberoso. En este lugar es donde se producen un pinzamiento o atrapamiento del nervio produciendo dolor.

Por último, se coloca en un canal denominado canal pudendo o de Alcock, que está formado por un desdoblamiento de la aponeurosis del musculo obturador interno, donde se acompaña de los vasos sanguíneos pudendos.

Luego de este punto pasa a dividirse en sus 3 ramas terminales

  • Rectal inferior: posee ramas tanto sensitivas como motoras. Da sensibilidad al ano y parte final del recto, la piel de la horquilla vulvar y perianal. Aporte motricidad a los músculos elevador del ano y el esfínter anal externo.
  • Perineal: Sus ramas sensitivas inervan la parte más externa de la vagina, los labios mayores y menores. En el hombre los cuerpos esponjosos y el glande. Las ramas motoras llegan a varios músculos del piso pélvico y al esfínter externo de la uretra, participando en la micción.
  • Dorsal del clítoris o pene: da sensibilidad al clítoris y al glande.

Nervio Pudendo

Funciones del Nervio Pudendo

El nervio pudendo cuenta con ramas sensitivas, motoras y vegetativas que inervan las estructuras genitales en ambos sexos. En la mujer da la sensibilidad del clítoris, labios mayores y menores, y una parte de la vagina, siendo muy importante en la producción del placer y el orgasmo. El orgasmo cumple importantes funciones reproductivas, ya que aumenta la lubricación facilitando que el espermatozoide abandone rápidamente la vagina y se dirija hacia el útero y produce contracciones en el canal vaginal, con el mismo fin.

En el hombre es responsable de las sensaciones del pene, escroto y periné, además de participar en la eyaculación por la inervación de los músculos isquicavernoso y bulboesponjoso

En ambos sexos da motricidad y sensibilidad a varios músculos del piso pélvico, contribuyendo en el control voluntario de esfínteres.

Por ultimo cuenta con raíces nerviosas encargadas de dar sensibilidad y motricidad a la uretra y esfínter anal participando activamente en la orina y defecación.

¿Qué puede ocasionar una lesión e inflamación del Nervio Pudendo?

Nervio pudendo y mujeres

La causa más frecuente de lesión del nervio pudendo en las mujeres es la obstétrica. Aproximadamente el 30 a 40% de las mujeres que tienen parto vaginal pueden presentar estiramientos o lesión traumática secundaria a procedimientos médicos.

Algunos procedimientos médicos que pueden ocasionar lesiones durante el parto son la sutura de desgarros y partos instrumentales con utilización de fórceps. Otras causas son bebes muy grandes, y que él bebe permanezca mucho tiempo en el canal de parto, condición que se conoce como periodo expulsivo prolongado.

Las complicaciones obstétricas pueden incluso generar daño neurológico definitivo e irreversible al nervio pudendo.

Las personas que permanecen mucho tiempo sentadas, y en particular, en asientos inapropiados, pueden causar compresiones o atrapamientos al nervio pudendo. Son frecuentes en ciclistas, oficinistas, cajeras, etc.

Traumatismos en la región pélvica pueden producir lesiones en el nervio pudendo.

Personas que reciben radioterapia en la región pélvica, como pacientes con cáncer de recto y colon, pueden presentar cambios en las estructuras anatómicas que generen atrapamiento del nervio pudendo.

Algunas personas presentan desde el nacimiento alteraciones anatómicas en los huesos y músculos que los predisponen a atrapamientos.

¿Cómo se siente una lesión del nervio pudendo?

Las lesiones del nervio pudendo pueden ocasionar dolor constante, o dolor ante el mas mínimo contacto con el territorio que inerva el nervio.

También puede presentarse sensación de hormigueo o adormecimiento de la pelvis.

Algunos casos pueden cursar con imposibilidad para contener los esfínteres tanto rectales como urinarios, o dificultad para esto. Esto puede ser transitorio o permanente.

Puede presentarse cambios en la piel, tornarse moteada o como piel de naranja.

¿Tratamiento y recuperación de lesiones en el nervio pudendo?

Dependiendo de su naturaleza y gravedad el tratamiento puede variar.

El tratamiento ambulatorio consiste en el uso de medicamentos que mejoren los síntomas neuropáticos como la aminotriptilina, la gabapentina, narcóticos, y lidocaína en gel o parches.

Además, se debe evitar factores desencadenantes del dolor, como permanecer mucho tiempo en la posición sentada en asientos inadecuados, practicar ciclismo y limitar la actividad sexual.

Por ultimo infiltraciones con esteroides y lidocaína en partes especiales del territorio del nervio produce mejoría del cuadro clínico.

Cuando se trata de atrapamientos, el tratamiento definitivo es la cirugía, en aquellos casos que no mejoran con tratamiento médico. Dependiendo del tipo de atrapamiento y el lugar, se puede elegir diferentes vías de abordaje, de lo cual dependerá lo invasivo del procedimiento, siento posibles la vía transperineal, transglútea, laparoscópica y transvaginal.

¿Dolor pélvico? El Nervio Pudendo Inflamado puede ser la causa
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.