e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Cerebro y sistema nervioso / Demencia de cuerpos de Lewy: ¿Parkinson o Demencia?

Demencia de cuerpos de Lewy: ¿Parkinson o Demencia?

La demencia de cuerpos de Lewy es un tipo de demencia que se encuentra frecuentemente asociada a la enfermedad de Parkinson.

Como definición aislada, la demencia se refiere a la perdida de capacidades y habilidades cognitivas que afectan las actividades cotidianas.

En el caso de la demencia de cuerpos de Lewy su espectro clínico incluye alteraciones motoras, cognitivas y psiquiátricas.

Es un tipo de demencia considerada degenerativa, siendo la segunda más frecuente. Afecta un poco más a los hombres que a las mujeres y aparece entre los 60 y 90 años de edad.

Si bien su nombre no es tan popular como la enfermedad de Alzheimer o de Parkinson, representa del 15 al 25% de todos los casos de demencia, lo que la hace relativamente frecuente.

Es una enfermedad de evolución rápida deteriorando al paciente al cabo de unos 5 años si no recibe tratamiento para controlar sus síntomas, por lo que es importante sospecharla y reconocerla.

¿Por qué se produce la demencia de cuerpos de Lewy?

En la demencia de cuerpos de Lewy ocurre un trastorno degenerativo del tejido del sistema nervioso central.

Específicamente se afectan áreas que se encuentran en la corteza cerebral y bajo estas. Las neuronas que corresponden a estas áreas se destruyen progresivamente, resultan en pérdida de las habilidades motoras, cognitivas y psíquicas del paciente.

En sus orígenes se ha descrito su asociación con alteraciones de un gen llamado PARK11, que produce mala regulación en la producción y función de una proteína llamada alfa sinucleina, que conlleva a la degeneración neuronal.

¿Cómo saber si sufro de demencia de cuerpos de Lewy?

Inicialmente los síntomas de demencia de cuerpos de Lewy se manifiestan de manera lenta y pasan desapercibidos en lo que se conoce como un periodo prodrómico.

En este periodo si bien se presentan síntomas y signos clínicos de la enfermedad, aun no se puede categorizar como demencia, por lo que instaurar el tratamiento para detener el progreso en esta fase sería lo ideal.

Deterioro de la memoria y cambios en la conducta

El síntoma principal y característico de la demencia de cuerpos de Lewy es las alteraciones en la atención y los conocimientos. En la fase inicial es difícil de identificar y suele limitarse a confusión que se resuelve espontáneamente.

Posteriormente aparecen los problemas de memoria, alterándose la atención y la memoria, la capacidad para la resolución de problemas, planificación, y el pensamiento racional. Sin embargo estos cambios pueden ser fluctuantes, mostrándose muy alterados un día, y al día siguiente como si nada pasara.

Los pacientes pueden referir que sienten ansiedad o depresión debido a las alteraciones cognitivas. Además, puede agregarse la presencia de alucinaciones visuales, en las que el paciente ve cosas que no están ahí.

Las alucinaciones usualmente son visuales únicamente, y los pacientes no sienten que escuchan voces ni les ordenan hacer nada.

Alteraciones en el sueño

El patrón de sueño se ve afectado en las personas que sufren de demencia de cuerpos de Lewy, el paciente experimenta sueños muy reales que lo llevan a actuar similar al sonambulismo, dando patadas y otras acciones durante el sueño profundo. Al despertar no recuerda nada de lo sucedido.

Habitualmente las acciones durante el sueño son de naturaleza violenta, generando incluso daños físicos a sí mismo, a la pareja, o a terceros.

Manifestaciones autonómicas

Algunos pacientes pueden presentar síntomas que se corresponden a daño de las fibras nerviosas autonómicas, como retención urinaria, estreñimiento, hipotensión ortostática, etc.

Temblores

Por último y no menos importante, los síntomas motores similares a los que ocurren en la enfermedad de Parkinson se manifiestan incluso desde etapas tempranas de la enfermedad, pero son más frecuentes en etapas avanzadas. Se caracterizan por presentar temblores de las extremidades mientras se está en reposo.

¿Existen pruebas para diagnosticar la demencia de cuerpos de Lewy?

Existen un test llamado ALBA screening instrument, que permite identificar la demencia de cuerpos de lewy y diferenciarla de otros tipos de demencia. La prueba incluye 3 secciones, que contienen en total 11 preguntas dirigidas al paciente, en las cuales interroga síntomas que se relacionan con los trastornos del sueño, alucinaciones visuales, y la memoria.

Esta prueba se correlaciona con los hallazgos al examen físico de temblores y una evaluación de la esfera cognitiva del paciente.

En líneas generales es una prueba sencilla que no toma más de 10 minutos y no requiere exámenes de laboratorio.

Como apoyo paraclínico, ante un paciente que refiera síntomas compatibles con la demencia de cuerpos de Lewy, se debe solicitar exámenes de laboratorio para descartar factores metabólicos que puedan producir las manifestaciones, o empeorar el cuadro clínico como alteraciones hidroelectrolíticas, tiroideas, avitaminosis e infecciones de las vías urinarias.

Las imágenes como Resonancia Magnética y Tomografía axial computarizada no representan un diagnóstico certero, y se acompañar de algunas alteraciones inespecíficas.

El electroencefalograma puede mostrar alteración en el patrón normal, que comprende ondas agudas temporales.

El estudio del líquido que recorre el sistema nervioso central (Líquido cefalorraquídeo) muestra alteraciones en los valores de unas proteínas llamadas amiloide y TAU. La muestra de líquido cefalorraquídeo debe ser tomada a través de un procedimiento llamado punción lumbar.

¿Existe cura para la demencia de cuerpos de Lewy?

Si bien no se ha encontrado la cura para la demencia de cuerpos de Lewy, se aplica tratamiento sintomático para evitar la progresión de los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Habitualmente, se utiliza como fármaco de base los anticolinesterasicos como el donepecilo, que mejoran los síntomas que se corresponden a la memoria y la conducta.

Según el grado de afectación de las otras esferas se considera añadir al tratamiento otros fármacos.

La quetiapina está indicada para los síntomas relacionados con las alteraciones conductuales como las alucinaciones, ansiedad y delirios.

En los casos en los que predomina la afectación motora, la levodopa es de gran utilidad para el control de temblores y retomar las actividades diarias.

Además de las medidas farmacológicas es de suma importancia la psicoterapia de apoyo tanto al paciente como para el grupo familiar. Es importante mantener un núcleo familiar unido para sobrellevar esta enfermedad y mejorar la calidad de vida.

Las actividades físicas y fisioterapia de rehabilitación muestran ser de gran utilidad para la recuperación de la fuerza física, el control de los temblores y los movimientos voluntarios.

En los casos más avanzados, puede ser requerido apoyo por especialistas en la foniatría para mejorar los síntomas que afectan a las cuerdas vocales y a la deglución.

El pronóstico de la demencia de cuerpos de Lewy es por lo general bueno, en especial ante reconocimiento y manejo en etapas tempranas. La progresión de la enfermedad ocurre gradualmente con el pasar de los años, en promedio de 5 años pero siendo variable en su evolución, en un rango de 2 a 20 años.

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia, especializada en Pediatría-Puericultora. Me encanta escribir y aconsejar sobre salud. Será un placer atender a cualquier consulta que tengáis a través de la página de contacto para pacientes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.