e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Sistema digestivo / Conoce como curar las fisuras anales

Conoce como curar las fisuras anales

Para conocer como curar las fisuras anales es necesario saber un poco sobre que son y cómo se producen.

Las fisuras anales son lesiones similares a una úlcera, es decir, una lesión excavada, que se extiende desde la parte interna hacia el ano y la piel que lo recubre, incluyendo el esfínter anal tanto interno como externo.

Se pueden apreciar como pequeñas rupturas en la piel, dolorosas que pican y sangran.

La principal causa de las fisuras anales es traumática, posterior a esfuerzos grandes para defecar, en personas constipadas o por enfermedades diarreicas. Con menor frecuencia son producidos por traumatismos directos, por coito anal, deportes como montar a caballo, enfermedades intestinales, quimioterapias, entre otras.

Al producirse una lesión aguda en el esfínter anal, este se inflama, pudiendo llegar a ser crónico y generando verdaderas contracturas y espasmos en el esfínter anal interno que pueden interferir cuando intentamos curar las fisuras anales, siendo necesarias medidas adicionales a las habituacles, o incluso la cirugía.

Recomendaciones caseras para curar fisuras anales recientes

Existen ciertas medidas que podemos tomar en casa cuando se trata de curar fisuras anales. Por lo general, las fisuras anales de aparición reciente y sin complicaciones pueden sanar espontáneamente si se toman las siguientes medidas:

  • Aumento de fibra en la dieta: consumir abundantes frutas como la papaya y vegetales, cereales como la avena, la cebada, el centeno, la linaza, la chía pueden ayudarte a mejorar la consistencia de las heces y disminuir los esfuerzos evacuatorios
  • Consumir abundantes líquidos: tomar al menos 3 litros de agua diaria, contribuye a mejorar la textura de las evacuaciones.
  • Ejercitarse: realizar ejercicio de forma regular nos ayuda a mantener un hábito evacuatorio regular y a disminuir los esfuerzos al evacuar.
  • Baños de asiento: Los baños de asiento en agua tibia en sesiones de 10 a 20 minutos cada vez, pueden ser de gran utilidad para desinflamar y relajar la musculatura del esfínter anal. Es recomendable realizarlos posterior a la defecación y limpieza del área.
  • Aplicaciones de aloe vera: Se pueden utilizar externas y en supositorios para fomentar la cicatrización de las lesiones.

Medicamentos para curar las fisuras anales

Por lo general las lesiones agudas y pequeñas mejoran con las medidas higienicas y dietéticas adecuadas. Sin embargo, en algunos casos, como los pacientes constipados crónicos o lesiones importantes ameritan el uso de medicación adicional.

Lactulona y otros laxantes

El uso de fármacos laxantes o depurativos como la lactulona es de utilidad cuando la dieta no es suficiente para modular la consistencia y frecuencia de las evacuaciones.

Cremas con anestesia, antiinflamatorios y cicatrizantes

Existen preparados comerciales que incluyen en sus componentes sustancias anestésicas como la lidocaína y antiinflamatorios como los esteroides para promover la mejoría de la inflamación y la cicatrización.

Nitroglicerina

Es un medicamento que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo local. Se utiliza aplicaciones tópicas rectales, de manera que disminuye la contracción del esfínter anal interno y mejora la cicatrización para curar las fisuras anales.

Botox

En algunos casos, que se acompañan de fuertes contracturas musculares e hipertonía del esfínter anal interno, es necesario infiltraciones de pequeñas cantidades de toxina botulínica, para relajar el esfínter anal y que inicie el proceso para curar las fisuras anales.

Nifedipina

Funciona similar a la nitroglicerina, aumentando el flujo sanguíneo al área afectada, puede consumirse por vía oral sin necesidad de realizar aplicaciones rectales para curar las fisuras anales.

Analgésicos

Los analgésicos no solo ayudan a aliviar el dolor que genera la lesión si no que desinflaman el tejido dañado. Se utiliza antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, la indometacina o el metamizol, en tabletas o incluso endovenosos si el dolor es de fuerte intensidad.

Relajantes musculares

Disminuyen el tono muscular del esfínter anal interno y del conducto anal, facilitando la emisión de heces y a curar las fisuras anales. Se utiliza merocarbamol, meprobamato o mefesina por via oral.

Medicación para la ansiedad

Las fisuras anales suelen generar mucha molestia e incomodidad que interfieren en las actividades cotidianas, además el dolor es causa de ansiedad y angustia, por lo que en especial en los casos crónicos es importante recetar ansiolíticos como el clorodiaxepóxido para aliviar estos síntomas.

Láser para curar las fisuras anales

La utilización del láser en las enfermedades del colon y recto ha sido cada vez más estudiada debido a la dificultad que representa su abordaje quirúrgico y la recuperación.

El láser CO2 fraccionado ha sido utilizado ampliamente para mejorar enfermedades como hemorroides, fistulas, quistes y en especial para curar las fisuras anales.

Las ventajas que ofrece el láser de CO2 fraccionado son muy atractivas en especial con su contraparte, el procedimiento quirúrgico, entre las cuales destacan:

  • Actúa directamente sobre la lesión, sin generar efectos nocivos en el tejido que la rodea, por lo que se minimizan los efectos secundarios y las complicaciones.
  • Siendo un procedimiento menos invasivo se reduce el dolor y la inflamación, teniendo un periodo de recuperación postoperatorio mucho más corto y tolerable, incorporándose rápidamente a las actividades cotidianas.
  • Es más económico que un procedimiento quirúrgico estándar.
  • La duración del procedimiento es menor que en un procedimiento quirúrgico convencional.
  • No hay necesidad de suministrar anestesia general.

Cirugía para curar las fisuras anales

La cirugía para curar las fisuras anales se reserva para los casos crónicos, en los cuales se han aplicado tratamientos médicos ambulatorios sin mejoría del cuadro clínico, y que su extensión sea muy amplia.

El procedimiento quirúrgico consiste en liberar la tensión que se produce en el esfínter anal interno, denominándose esfiterotomía lateral interna, lo cual disminuye los espasmos musculares y el dolor asociado.

Para curar las fisuras anales crónicas la cirugía es el procedimiento quirúrgico de elección, sin embargo, amerita la utilización de sedación o anestesia general debido al dolor y ansiedad que genera el procedimiento.

El periodo de recuperación de la cirugía varia de 1 a 3 semanas y una de las complicaciones más temidas es la incontinencia fecal.

Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.