e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Dientes y boca / Bulto debajo de la mandíbula: conoce sus posibles causas y tratamiento

Bulto debajo de la mandíbula: conoce sus posibles causas y tratamiento

Un bulto debajo de la mandíbula puede tener varias causas, entre las cuales podemos encontrar unas muy benignas, y otras por las que debemos preocuparnos un poco más y tratarlas a tiempo.

La región submandibular esta anatómicamente compuesta en sus porciones laterales por la base del cuello, y a nivel central por la región hioidea y submentoniana, en las cuales se encuentran músculos que forman el piso de la boca, el hueso hioides, ganglios linfáticos y pequeños vasos sanguíneos.

¿Qué hacer si tengo un bulto debajo de la mandíbula?

Ante la presencia de un bulto debajo de la mandíbula, o en cualquier lugar del cuerpo, antes de acudir al servicio médico, es importante recordar los siguientes antecedentes a fin de facilitar la consulta médica y dar más precisión al diagnóstico:

  • Tiempo de aparición: usted debe precisar en días, semanas o meses, desde hace cuánto tiempo presenta el bulto debajo de la mandíbula.
  • Evolución de la lesión: recuerde el aspecto inicial y las características de la lesión, y como se fueron modificando en el tiempo (lesión previa como una cortada o picadura, tamaño, forma, movilidad, consistencia)
  • Signos inflamatorios: si la lesión en algún momento se presentó inflamada, caliente, muy dolorosa y cuánto tiempo permaneció así.
  • Supuración: Si ha existido drenaje de secreción a través del bulto, de que aspecto era la misma.
  • Otros bultos: Es importante si existe la presencia de otros bultos en la piel o en el cuerpo.
  • Enfermedades de base: cualquier enfermedad que le haya sido diagnosticada previamente puede ser importante para su diagnóstico, por lo que debe mencionarlas en la consulta.

Posterior a esto, debe acudir a un servicio médico para ser evaluado, y que sea determinada la causa del bulto debajo de la mandíbula.

Dependiendo de la impresión diagnóstica, es probable que el médico le solicite algunos estudios como un hemograma y un ultrasonido del área.

A continuación enumerare las causas más frecuentes que producen un bulto debajo de la mandíbula.

Ganglios inflamados

La causa más frecuente de bultos bajo la mandíbula es los ganglios inflamados. La cadena cervical anterior se ubica desde el borde inferior del maxilar inferior y desciende en sentido hacia el musculo esternocleidomastoideo.

Dichos ganglios se inflaman con frecuencia debido a infecciones de la vía aérea superior y procesos inflamatorios como rinitis, sinusitis y faringitis. Igualmente, las infecciones de oído pueden producir que estos ganglios se inflamen.

Estos procesos infecciosos obedecen en más del 80% de los casos a infecciones por virus, y solo ameritan tratamiento sintomático. En las infecciones bacterianas, es necesario añadir un antibiótico, dependiendo del tipo de infección.

Los ganglios ubicados en la región submentoniana, hacia la región anterior y central de la mandíbula, se inflaman con frecuencia ante procesos infecciosos de la boca, que pueden ser de causa bacteriana o por hongos.

En ocasiones,  una bacteria puede viajar a través de la sangre y alojarse en los ganglios linfáticos, produciendo lo que se conoce como adenitis submentoniana o adenitis cervical.

Se acompañan de fiebre y signos inflamatorios locales como aumento de volumen, rubor, calor y mucho dolor. Pueden llegar a formar abscesos e incluso drenar contenido purulento. La causa más frecuente es la infección por Staphylococcus aureus, y puede ameritar hospitalización.

Infecciones de piel y partes blandas

Las infecciones de piel y partes blandas son más frecuentes de lo que pensamos en esta región, dando lugar a la formación de un bulto debajo de la mandíbula.

Ocurren posterior a una lesión inicial, como una picadura, una raspadura o una cortada, que favorece la infección de la piel y el tejido celular subcutáneo, debido a que las bacterias que se encuentran en condiciones normales en la piel, se proliferan e infectan la herida.

Esto puede dar lugar a una celulitis o a un absceso en especial en la región submentoniana. El tratamiento antimicrobiano de elección son las penicilinas como la oxacilina y los antiinflamatorios. En algunas ocasiones es necesario el cumplimiento de tratamiento endovenoso.

Los hombres que se rasuran con frecuencia puede existir un forúnculo, formando un bulto debajo de la mandíbula.

En ambos casos predominan los signos inflamatorios y puede acompañarse de supuración.

Infecciones odontológicas

Debido a su cercanía con la mandíbula, las infecciones de piezas dentarias pueden extenderse hasta tejidos más profundos, produciendo un bulto que se extiende desde la región maxilar, hasta el cuello. Los signos inflamatorios de la piel son menos notorios, sin embargo es muy doloroso, existe dificultad para hablar y tragar.

Usualmente se evidencian múltiples piezas dentales con caries, y en el sitio afectado aumento de volumen y supuración.

Tumores

La presencia de tumores, puede producir un bulto debajo de la mandíbula. Son más frecuentes los tumores de tejido graso, benignos, llamados lipomas, seguidos de tumores de los músculos del piso de la boca.

Estos últimos suelen tener características de malignidad y conductas y pronósticos variables.

Aunque es muy poco frecuente pueden presentarse tumores en la mandíbula, que produzcan un bulto a nivel externo. Usualmente se presentan en pacientes mayores de 50 años, son indoloros, no móviles y sin inflamación.

Causas congénitas

En los niños, los bultos debajo de la mandíbula pueden presentarse por algunas malformaciones congénitas, como es frecuente las  malformaciones de los II arcos branquiales, que pueden producir quistes o fistulas a nivel de la mandíbula.

Estos pueden o no manifestarse como un bulto, y hay salida de secreción a través de ellos.

Los hemangiomas, en su mayoría están presentes desde el nacimiento, son tumoraciones del tejido vascular. Se presentan como un bulto debajo de la mandíbula, cuando son superficiales, toman un color vinoso o rojizo, y cuando son profundos, azulado, o del mismo color de la piel, con múltiples vasos sanguíneos.

Tengo un bulto debajo de la mandíbula ¿Cuándo debo preocuparme?

Todos los bultos o aumentos de volumen en cualquier parte del cuerpo ameritan atención médica lo antes posible, pero digamos que hay situaciones especiales, en las cuales una consulta especializada se hace urgente, y tenemos 2 extremos:

  • Una masa de aparición súbita, con signos inflamatorios, de más de 5 centímetros de diámetro y presencia de fiebre. Es muy probable que sea de causa infecciosa y que amerite tratamiento antibiótico y antiinflamatorio endovenoso.
  • El bulto debajo de la mandíbula ha ido aumentando progresivamente de tamaño, no se mueve, tampoco duele, es duro como roca, y tiene tiempo desde que lo notó. Puede tratarse de una causa oncológica, por lo que la atención médica para confirmar o descartar un diagnóstico es sumamente necesaria.

Por lo demás pequeños bultos debajo de la mandíbula pueden ser revisados en chequeos de rutina, o en una consulta externa por un médico general, quien indicará los pasos a seguir a continuación.

 

Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.