e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Embarazo y salud del bebé / ¿Bebé afónico? Aquí te enseñamos las causas

¿Bebé afónico? Aquí te enseñamos las causas

Un bebé afónico se presenta de manera muy infrecuente en la consulta pediátrica. El término “afónico” Según la Real Academia Española, se define como una persona que ha perdido total o parcialmente la voz por tener una incapacidad o dificultad en el uso de las cuerdas vocales, o, como una voz muy  baja o apagada.

Sin embargo, medicamente y etimológicamente, se refiere a la ausencia de la emisión de sonidos, debido a alteraciones en las cuerdas vocales.

Esto en un niño es casi imposible debido a que anatómicamente sus tejidos son más blandos y flexibles que los de un adulto, por lo que procesos inflamatorios de la garganta no logran anular la emisión se sonidos.

Sin embargo, los padres y la comunidad en general suelen referirse a un bebé afónico, cuando este presenta cambios en el tono o nitidez de su voz, o ronquera, lo cual se denomina “disfonía”.

En el siguiente articulo nos referiremos al término afónico manejado por la comunidad en general (disfonía, medicamente hablando) comentaremos las causas más frecuentes y sus respectivos tratamientos

¿Por qué un se pone un bebé afónico?

Un bebé se pone afónico debido a procesos inflamatorios, infecciosos o mecánicos que alteren el funcionamiento normal de las cuerdas vocales, o sus estructuras cercanas.

Las cuerdas vocales son unas estructuras en forma de láminas que se encuentran en la faringe, que funcionan modificando el paso de aire de los pulmones hacia el exterior para emitir diferentes sonidos. Esto, junto con las estructuras de la boca como la lengua y los dientes producen la fonación y sonidos.

Cuando los movimientos de las cuerdas vocales son interrumpidos, o el paso de aire a través de la vía aérea se ve interrumpido, tendremos un bebé afónico.

A continuación explicaremos con detalle las causas más frecuentes de un bebé afónico

Infecciones de garganta

Los procesos infecciosos de la garganta son muy frecuentes en la población pediátrica. De hecho, junto con las infecciones gastrointestinales, conforman una de las primeras causas de enfermedad en los niños.

Las infecciones en la garganta con frecuencia son de causa viral. Cursan con inflamación de la garganta, picor y dolor y con frecuencia se acompañan de tos. Esto produce una inflamación de la via aérea, que no torna a un bebé afónico.

Cuando la infección es producida por bacterias, se presenta un cuadro clínico más molesto para el niño, mayor inflamación, aumento de tamaño de las amígdalas, formación de placas purulentas, dificultad para tragar, y un bebé afónico. La edad de aparición de las amigdalitis agudas es posterior al año de vida, y con más frecuencia producirán un bebé afónico después de los 3 años de vida, y en las amigdalitis recurrentes.

El gérmen implicado en la amigdalitis o infección de garganta bacteriana es el Streptococcus pyogenes, por lo cual es tratamiento de elección es la antibioticoterapia con penicilinas.

Para ambos procesos infecciosos, tanto bacterianos como virales se utiliza tratamiento con antiséptico y anestésico tópico en forma de spray o caramelos masticables si el bebé afónico tiene suficiente edad para consumirlos.

Llanto constante

Cuando tenemos un bebé afónico menor de 1 año, la causa más frecuente de las alteraciones en su voz o llanto, es el llanto constante.

El llanto constante puede estar producido por enfermedades ocultas como procesos infecciosos urinarios, que el bebé no puede referir dolor ya que no sabe hablar. En este caso se acompaña de disminución del volumen urinario, orina fétida o con cambios de color, pujo con la micción y fiebre, y el tratamiento es antibiótico y analgesia, y dependerá de la severidad de la infección y el germen implicado.

Los cólicos abdominales, que se presentan con frecuencia antes de los 3 meses de vida, son una causa frecuente de llanto constante, y se encuentran íntimamente relacionados con la alimentación complementaria precoz o hábitos dietéticos maternos durante la lactancia materna exclusiva.

Es importante resaltar que el llanto frecuente puede ser signo de una enfermedad grave, que esté produciendo alteraciones del estado de conciencia acompañadas de irritabilidad. Si tu bebé no llora constantemente, y se ha quedado afónico de tanto hacerlo, es importante que acudas a un médico para que lo evalúe y encontrar la causa.

Objeto atorado en la garganta

Los niños son muy curiosos, en especial cuando comienzan a caminar y pueden valerse por sí mismos. Es entonces cuando hay que tener cuidado de las cosas que toman, ya que con frecuencia tienden a introducir objetos pequeños en los oídos, nariz o a tragarlos.

Las monedas, juguetes u objetos pequeños son frecuentemente deglutidos por niños pequeños, obstruyendo la via aérea.

Si la obstrucción se produce por encima o sobre las cuerdas vocales, provocará un bebé afónico.

Si tu hijo se ha quedado de repente sin hablar, sin enfermedad previa, y presenta dificultad para respirar súbita, es muy probable que tenga un objeto atorado en la garganta.

Un bebé afónico por un objeto atorado en la garganta es una emergencia vital, ya que si obstruye la vía aérea lo suficiente como para no emitir sonidos, tampoco permitirá un buen flujo de aire para la respiración y producirá ahogamiento.

Papilomatosis congénita

La papilomatosis congénita es una enfermedad producida por el virus del papiloma humano o VPH. Se transmite a través del canal de parto, al momento de nacer el bebé, y lo acompaña desde su nacimiento.

Se caracteriza por la presencia de pequeños tumores en la laringe, que aumentan de tamaño progresivamente. Los síntomas se presentan con mayor frecuencia entre los 2 y los 5 años, y producen cambios en la voz, hasta poner al bebé afónico e incluso, obstruir la vida aérea produciendo una emergencia quirúrgica.

Esta enfermedad se sospecha en niños que progresivamente han modificado su voz, en ausencia de enfermedades de la garganta, hasta no hablar. La enfermedad guarda especial relación en los hijos de madres adolescentes, nacidos por parto vaginal, y que presentan antecedente de VPH genital.

El tratamiento de la papilomatosis congénita para un bebé afónico es siempre quirúrgico, ya que es necesario remover las lesiones para aumentar es espacio de la laringe y poder respirar y hablar con normalidad.

Intubación endotraqueal

La intubación endotraqueal utilizada para garantizar una adecuada ventilación, bien sea durante la anestesia general para realizar procedimientos quirúrgicos, o en enfermedades graves que lo ameriten, resultará en un bebé  afónico en el periodo de extubación, mientras se recupera.

Por lo general esto desaparece con el paso del tiempo. Pero en los pacientes intubados por largos periodos de tiempo, puede aparecer cicatrices que produzcan modificaciones permanentes de la voz.

 

 

Existen muchas causas que pueden producir un bebé afónico, este articulo solo trata las más benignas y comunes. En los niños, cualquier condición que no forme parte de las características normales de tu bebé, representa un motivo de consulta con el pediatra en la brevedad posible.

Les recordamos que a través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

 

¿Bebé afónico? Aquí te enseñamos las causas
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.