e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Huesos, articulaciones y músculos / Articulación glenohumeral: Anatomía y enfermedades más frecuentes

Articulación glenohumeral: Anatomía y enfermedades más frecuentes

La articulación glenohumeral es la que conforma el hueso largo del brazo: el húmero, con la escápula. Está involucrada en todos los movimientos del brazo, gracias a los grupos musculares que se insertan en ella. Es importante conocer su anatomía para comprender las lesiones más frecuentes que pueden presentarse en el hombro.

Articulación glenohumeral

La articulación glenohumeral, también conocida como escapulohumeral o primera articulación del hombro, está formada por la cabeza del humero y la escapula en su superficie articular: la cavidad glenoidea.

Ambas superficies articulares se encuentran cubiertas por cartílago formando una articulación de tipo diartrosis (articulación móvil).

Huesos que forman la articulación glenohumeral

Es una articulación compuesta por 2 huesos: el húmero y la escápula. El humero con su cabeza conforma una bola, que encajara con la escapula, de superficie irregular, dando la cavidad glenoidea para conformar una especie de zócalo en el que encajará parte de la cabeza del humero.

Al existir diferencia de tamaño entre una superficie y otra, se hacen necesarios medios de sostén, tanto fibrosos como musculares.

Medios de unión articular

Existen elementos importantes que son los encargados de mantener la articulación glenohumeral en su posición, dando lugar a los movimientos para los cuales está destinada.

-Cápsula articular: Va desde la escápula hasta la parte superior del húmero,  insertándose en lugares especiales de manera que rodea ambas superficies articulares formando una especie de capsula protectora.

-Ligamentos Periféricos: Son vainas fibrosas que refuerzan la capsula articular se dividen en pasivos o activos dependiendo de su función:

Los ligamentos periféricos activos están conformados por los tendones de los músculos que van desde la escápula hasta el húmero: supraespinoso, infraespinoso, subescapular, redondo menor. Son los principales medios de sostén.

Los ligamentos periféricos pasivos nacen desde la capsula articular y son el ligamento córacohumeral, el ligamento córacoglenoideo y los ligamentos glenohumeral superior, medio e inferior.

Músculos asociados a la articulación glenohumeral

Musculo deltoides en el plano superficial: realiza los movimientos de abducción y antepulsión del brazo. Es decir, alejar del cuerpo y llevar hacia adelante

Manguito de los rotadores: Se denomina así a un grupo de músculos que se insertan en la escápula y en el húmero. Lo constituyen 4 músculos: el supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.

Estos músculos contribuyen a la estabilidad en la articulación  glenohumeral ya que realizan una fuerza de manera que unen el húmero y la escápula, son un estabilizador dinámico. El fortalecimiento de estos músculos ayuda a prevenir lesiones de hombro. Su función con respecto a movimiento es la rotación del brazo y la abducción.

Otras articulaciones del hombro

En la estabilidad del hombro intervienen otras articulaciones accesorias:

-Subacromiodeltoidea o segunda articulación: está formada por una parte de la cabeza del húmero cubierta por el manguito rotador y otra parte de la escápula, el acromion.

-Escapulotorácica formada por la escapula y las costillas.

-Esternoclavicular formada por el esternón con la clavícula.

-Acromioclavicular: formada por la escápula y la clavícula.

Movimientos y función de la articulación glenohumeral

Aducción: Acercar el brazo hacia el cuerpo

Abducción: Alejar el brazo del cuerpo

Flexión: Elevar el brazo

Extensión: Llevar el brazo hacia abajo y atrás.

Rotación Interna: Movimiento giratorio del brazo hacia el cuerpo

Rotación Externa: Movimiento giratorio del brazo hacia fuera del cuerpo

Problemas más comunes en el hombro

Esguinces: Se produce por estiramiento de los ligamentos que se encuentran en el hombro

Fracturas: Se produce por rotura de alguno de los huesos que componen la articulación

Luxaciones: Salida de la cabeza del humero de la articulación glenohumeral. Puede ocurrir en las articulaciones accesorias.

Tendinitis o bursitis: por inflamación de las estructuras tendinosas y fibrosas.

Debido a su frecuencia y severidad es importante conocer las siguientes lesiones no traumáticas de la articulación glenohumeral y las estructuras que la componen.

Lesión del manguito rotador

Es causado por la inflamación del tendón superior del manguito rotador: supraespinoso. Este en su paso desde la escápula pasa por un espacio llamado subacromial, que suele ser estrecho. Con movimientos de levantar el brazo, se hace aún más estrecho ocasionando infamación del tendón y de sus estructuras vecinas. Si esta inflamación progresa se denomina pinzamiento subacromial.

Factores predisponentes

Existen ciertos factores  que predisponen a sufrir de esta enfermedad tales como personas que realizan movimientos por encima del hombro a repetición. Existe cierta predisposición genética por factores anatómicos asociados. La obesidad y la edad (mayores de 40 años) constituyen un factor de riesgo.

Síntomas

Cursa con dolor intenso que se exacerba en las noches. Puede llegar a producir limitación de los movimientos y pérdida de la fuerza muscular.

Diagnóstico

El diagnostico se realiza en primer lugar por los síntomas que presenta el paciente. Refieren dolor que imposibilita el movimiento del miembro en especial en la rotación del mismo, y que este empeora durante las noches e incluso puede despertar por el dolor.

El medico puede realizar un test para confirmar la lesión del supraespinoso, que es el llamado test de jobe. Consiste en mantener el brazo extendido en un ángulo de 30 grados, se pide entonces que realice un movimiento de abducción el cual produce un dolor intenso.

Tratamiento

El tratamiento va a depender de la severidad de la lesión. El tratamiento básico consiste en antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno, diclofenaco o naproxeno. Se indica reposo y compresas frías.

Así mismo es importante evitar las actividades en las que el brazo deba alzarse por encima del hombro

En casos muy severos puede ameritar infiltraciones de esteroides o corrección quirúrgica.

Hombro congelado

También llamada capsulitis adhesiva. Es producida por un proceso inflamatorio del tejido que rodea la articulación glenohumeral. Esta inflamación conlleva a adelgazamiento de la capsula articular y a limitar los rangos normales de motilidad del hombro.

Factores predisponentes

Como factores predisponentes podemos asociar golpes en el miembro afectado, enfermedades de la tiroides, diabetes, menopausia y desgaste de los discos de la columna cervical.

Tratamiento

El tratamiento está orientado a mejorar el dolor y la limitación del movimiento. Se indican analgésicos de tipo antiinflamatorio no esteroideo como ibuprofeno, diclofenaco o naproxeno.

Están indicados los ejercicios de Codman que representan terapia de rehabilitación. Consisten en la movilización pendular del miembro, dejando que la gravedad ejerza su fuerza.

Por ultimo de no haber mejoría del cuadro clínico puede ser necesario procedimientos quirúrgicos invasivos.

 

Ante cualquier molestia en el hombro es importante que acuda a su medico, ya que es una estructura compleja sujeta a múltiples lesiones debido al uso de los miembros superiores.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis.

Articulación glenohumeral: Anatomía y enfermedades más frecuentes
5 (100%) 1 vote

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.