e Curae / Vida saludable / Alimentos ácidos y alcalinos: ¿Cuándo consumirlos?

Alimentos ácidos y alcalinos: ¿Cuándo consumirlos?

Los alimentos ácidos y alcalinos son aquellos que una vez digeridos ejercen ciertas funciones en el organismo.

El nivel de acidez o alcalinidad de un alimento se mide a través del pH. El pH es un recurso para conocer la cantidad de ácidos que mantiene el organismo.

En un medio ácido el organismo limita sus funciones básicas, trabajando de forma mas lenta y laboriosa que en un medio alcalino.

Recientemente se ha propuesto modelos dietéticos que promueven el uso de alimentos alcalinos para optimizar las condiciones físicas, así que conozcamos cuales son los alimentos ácidos y alcalinos

¿Cuáles son los alimentos ácidos y alcalinos?

Cuando hablamos de alimentos ácidos y alcalinos abordamos un tema un poco complejo y por lo general desconocido por la población en general.

La acidez o alcalinidad son dos extremos de un término conocido como pH. Teóricamente el pH se define como el logaritmo inverso de la concentración de hidrogeniones, es decir, una ecuación matemática que se aplica para otorgar un valor numérico a la cantidad de iones de hidrógeno (ácidos) en sangre o en alguna sustancia.

Dependiendo del exceso o defecto de los iones hidrogeno el pH se categoriza en una escala de 14 niveles del 1 al 14, siendo 1 el más ácido y 14 el más alcalino. El pH neutro se considera 7.0.

El cuerpo humano es una maquinaria compleja que utiliza como motor alimentos ácidos y alcalinos. El pH sanguíneo tiene una tendencia ligeramente alcalina siendo sus valores normales 7.35 a 7.45.

La alimentación que recibimos influye de manera importante en las funciones orgánicas. El pH sanguíneo interviene en la regulación de muchas funciones orgánicas ya que a través de este se activan mecanismos reguladores renales y respiratorios para compensar fallas en otros sistemas.

Los alimentos pueden ser ácidos y alcalinos dependiendo de la concentración de hidrogeniones o de bases en su composición, produciendo efectos orgánicos variados.

¿Para qué consumir alimentos ácidos y alcalinos?

Los alimentos ácidos y alcalinos se encuentran en frutas, vegetales, productos procesados y los consumimos con frecuencia en nuestra dieta.

Pero partiendo de la premisa de que el pH según sus variaciones en el organismo se acompaña de ciertas repercusiones nos interrogamos, ¿tiene alguna diferencia consumir alimentos ácidos  y alcalinos?

Los alimentos ácidos aumentan la concentración de iones hidrógeno en la sangre, produciendo una tendencia a la acidemia (pH cercano a 7.35). Cuando el organismo trabaja en un medio ácido, trabaja de forma más lenta, todas las reacciones metabólicas se producen de manera difícil, incluyendo las reacciones inmunológicas, la defensa ante infecciones y la pérdida de peso.

Los alimentos alcalinos en cambio, una vez digeridos, mantienen cifras de pH cercanos a 7.45 neutralizando estas sustancias ácidas que además funcionan como radicales libres, que son tóxicos para el organismo.

Por este motivo la dieta alcalina, que incluye alimentos ácidos y alcalinos, aunque mayormente alcalinos, se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos, ya que promueve la prevención de enfermedades renales como arenilla renal, la acumulación de tóxicos y radicales libres en el organismo, mejora el sistema inmunológico y nos protege contra infecciones.

De manera adicional, por la naturaleza de los alimentos alcalinos, conducen a una pérdida de peso y a un estilo de vida saludable.

¿En qué consiste la dieta de alimentos ácidos y alcalinos?

La dieta de alimentos ácidos y alcalinos se ha popularizado en los últimos tiempos debido a sus grandes y rápidos beneficios para la salud, de manera casi inmediata al reducir el consumo de alimentos que generan ácidos en el organismo, se evidencian cambios en el bienestar de la persona.

Existen regímenes dietéticos que promueven la completa eliminación de alimentos acidificantes, pero esto no es lo ideal, ya que cuando hablamos de pH, el equilibrio es la palabra clave. No podemos eliminar del todo las sustancias acidas, que son tan necesarias como las alcalinas.

Sin embargo, la recomendación que maneja la dieta de alimentos ácidos y alcalinos es consumir 70% de alimentos alcalinizantes y solo un 30% de alimentos acidificantes.

¿Cómo saber si necesito la dieta de alimentos ácidos y alcalinos?

Cuando tenemos dietas ricas en alimentos ácidos podemos presentar síntomas iniciales como la aparición de acné, fatiga, cansancio, dolores musculares, diarrea o constipación, ardor e infecciones urinarias, infecciones virales o bacterianas a repetición, incluso, las dietas ricas en alimentos ácidos pueden producir enfermedades como el cáncer, demencia y depresión.

Esto es indicativo de que tenemos que iniciar una dieta rica en alimentos alcalinos para mantener nuestro cuerpo en equilibrio.

¿Qué alimentos son ácidos y alcalinos?

Los alimentos ácidos se evitan, sin ser totalmente retirados de la dieta para lograr un buen equilibrio y los podemos encontrar como:

  • Alimentos procesados: alimentos que contengan preservantes artificiales, edulcorantes, y glutamato mono sódico son altamente acidificantes.
  • Azucares refinadas: los panes, tortas, panques, productos de bollería, en especial si son procesados deben ser evitados.
  • Tabaco y bebidas alcohólicas: no solo representan un alimentos acidificantes, si no que aportan un montón de sustancias tóxicas empeorando la regulación del organismo.
  • Carnes de res, cerdo, mariscos, pavo y pollo: por su alto contenido proteico son degradadas liberando altas cantidades de hidrogeno posterior a la digestión.
  • Grasas hidrogenadas: los alimentos sometidos a fritura, en especial los que contienen harina de trigo y maíz deben ser limitados

Los alimentos alcalinizantes en cambio, son de fuentes naturales en su mayoría e incluyen una amplia gama de productos para combinar, siendo en su mayoría frutas y vegetales.

Las frutas alcalinizantes son la sandía, manzanas, peras, frutas cítricas (aun cuando por su sabor pensaríamos que son acidas, pero a nivel orgánico cumplen el efecto opuesto), dátiles, coco, pomelo.

Entre los más alcalinizantes se encuentran el brócoli, la espinaca cruda, la col rizada, remolacha, pimentón, repollo, berenjena, apio, cebolla, tomate, judías, espárragos, rábano, rúcula.

Otros productos importantes para incluir en la dieta son los altamente proteicos, en este grupo encontramos el pescado, el tofu, la pechuga de pollo, la quinoa, las lentejas, las judías, las almendras.

Acá les dejo un vínculo para que identifiques que alimentos ácidos y alcalinos debes agregar a tu dieta y cuales debes restringir para lograr que tu organismo funcione en óptimas condiciones.

 

Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Pediatra-Puericultora Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.