e Curae / Enfermedades y problemas de salud / Acné Quístico o Nodular: Qué es, cómo controlarlo y trucos caseros

Acné Quístico o Nodular: Qué es, cómo controlarlo y trucos caseros

El acné representa una afección en la cual existe alteración de la unidad que conforma la raíz de las glándulas que producen grasa a la piel llamada unidad pilosebácea. Aquí te contamos todo sobre el acné quístico, un tipo concreto.

Se presenta con más frecuencia en la edad adolescente, con un 80% de los casos. Sin embargo, en la edad adulta se puede apreciar formas incluso moderadas y severas del mismo.

El acné quístico se encuentra entre las formas inflamatorias de acné, siendo este clasificado como moderado a severo, dado a la naturaleza de sus lesiones.

En su desarrollo se encuentran implicados factores hormonales que repercuten en la producción de grasa por parte de las glándulas que se encuentran en la piel, esto favorece un medio ideal para obstruir los poros y que proliferen bacterias que se encuentran normalmente en la piel, desencadenando una respuesta inflamatoria que es la encargada de producir síntomas.

El tratamiento del acné quístico dependerá de algunos factores como la edad, el estado hormonal, el deseo concepcional, y la severidad del mismo. Está orientado a disminuir la producción de grasa y controlar la infección bacteriana local.

¿Qué es el acné quístico o nodular?

El acné quístico es un tipo de acné inflamatorio que se caracteriza por presentar lesiones de tipo nódulo o quiste.

Una lesión nodular es una lesión sólida, sobre elevada, de más de 0.5 centímetros de diámetro. Cuando una lesión con estas características, además presenta contenido liquido o sólido, se denomina quiste.

Ambas lesiones se encuentren frecuentemente asociadas, afectando casi siempre el rostro y el cuello, aunque también puede presentarse en la espalda y tórax.

Se presentan como lesiones que pueden confluir y unirse sobre una placa rojiza, dando un aspecto de que es una sola lesión con bultos irregulares llenos de contenido pustuloso.

Las edades en las que el acné quístico afecta a la población comprenden los 12 y 25 años en el 80% de los casos, sin embargo, existe la forma de acné adulta, que se presenta entre los 25 y los 34 años, y solo un 3% presentará acné posterior a los 35 años.

Es más frecuente en mujeres que en hombres. Esto se debe a los cambios hormonales que están presentes durante la adolescencia.

Se ha establecido una clasificación según grados de severidad para las formas de acné inflamatorio. El acné quístico por el tipo de lesiones que presenta se clasifica en moderado o severo, es decir, nunca se considera una forma leve de presentación, por lo cual amerita un tratamiento más agresivo que otros tipos de acné

acné quístico o nodular en adolescentes

¿Por qué se produce el acné quístico? Causas del Acné quístico

El acné en general es una alteración a nivel de la unidad pilosebácea. Existen 4 factores que se encuentran directamente involucrados con la formación y el desarrollo del acné quístico y son:

  • Aumento de la secreción sebácea: La producción de la secreción sebácea depende de estímulos hormonales. En la edad prepuberal inicia el aumento de producción de esteroides endógenos por parte de las glándulas suprarrenales, los cuales tienen un efecto de proliferación y crecimiento de la glándula sebácea, generando mayor producción de grasa. Esta grasa produce obstrucción de los poros de la piel favoreciendo la producción de acné quístico.
  • Obstrucción del folículo pilosebáceo: proliferan los queratinocitos, que son unas células que se encuentran en el folículo pilosebáceo, produciendo su obstrucción y la formación de microcomedones. Este proceso toma alrededor de 8 semanas.
  • Flora bacteriana: está constituida por Staphylococcus epidermidis, Pityrosporum ovale, y P Propionibacterium acnes difteroide. La P. acnes es la más importante y que interviene de manera directa en el desarrollo del acné quístico. Utiliza la grasa como sustrato para proliferar, y genera una respuesta inflamatoria y produce infección.
  • Inflamación: la respuesta inflamatoria desencadenada por la presencia de P. acnes produce que se liberen una serie de células y factores quimiotácticos propios de la cascada inflamatoria para tratar de contener la infección, este infiltrado inflamatorio es el responsable de la producción de las lesiones secundarias.

En personas predispuestas a presentar acné, la producción de grasa favorece las condiciones para obstruir la unidad pilosebácea y favorecer el crecimiento bacteriano. Nos encontramos entonces ante un proceso inflamatorio e infeccioso de la piel, en el cual el acné nodular no es más que un síntoma ante toda esta serie de complejos eventos que suceden en la unidad pilosebácea.

Tratamientos para el Acné quístico y remedios caseros

Es importante conocer que el acné quístico es una condición que se puede controlar mas no curar. Como explique anteriormente, es una serie de eventos que ocurren ante la interacción de procesos fisiológicos, que conducen a una respuesta inflamatoria.

Existen factores regulables como la producción de sebo, que se controla a través de productos cosméticos diseñados para esto, identificados como “oil free” o aptos para piel grasa.

El acné quístico se considera que puede ser moderado o severo. Su tratamiento va a depender de su relación con las hormonas, y el grado de severidad.

En los casos moderados, se puede iniciar tratamiento tópico con sustancias que disminuyan la producción de cebo, también llamadas no comedogénicas como la isotretinoina, ácido salicílico, el peróxido de benzoilo y antibióticos como la clindamicina.

Los casos que no responden al tratamiento tópico o que se consideran severos, pueden ameritar el uso de antibióticos orales como la Eritromicina, el trimetoprim sulfametoxazol, la doxiciclina, entre otros. Esto ayuda a controlar la infección por P. acnes.

acné quístico o nodular

El uso de retinoides como la isotretinoína oral también está indicado en estos casos.

Los retinoides son excelente opción para el control del acné quístico ya que actúan y contribuyen a mejorar cada fase implicada en la formación de la enfermedad. Reducen en un 80 a 90 % la formación de cebo, contribuye a disminuir la obstrucción de la unidad pilosebácea.

Así mismo disminuye la proliferación de P. acnes al disminuir su sustrato y actúa como un inmunomodulador y antiinflamatorio al disminuir algunas sustancias proinflamatorias como prostaglandinas y leucotrienos.

Existen otras terapias que ayudan en la mejoría y control del acné quístico como el peeling químico, el láser de CO2, las limpiezas faciales, y procedimientos quirúrgicos menores que ayuden a mejorar el aspecto de las cicatrices posteriores.

A través de eCurae no podemos diagnosticar, solo suministramos información a nuestros usuarios. No podemos reemplazar la relación existente entre el usuario de eCurae y su médico o farmacéutico, pero estamos siempre encantados de ayudaros con cualquier consulta que tengáis

Acné Quístico o Nodular: Qué es, cómo controlarlo y trucos caseros
Puntúa este artículo

Sobre Dra. Claudia C. Navarro S

Médico Cirujano egresada de La Universidad del Zulia. Residente de Puericultura y Pediatría del hospital Nuestra Señora de Chiquinquirá, Maracaibo-Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.